La Conselleria de Sanidad derivará paciente quirúrgicos a centros privados para combatir las listas de espera

Puig anuncia equipos robóticos de última generación para cirugía general, urología y ginecología

Sanitat derivará intervenciones quirúrgicas a la privada para reducir las listas de espera
Sanitat derivará intervenciones quirúrgicas a la privada para reducir las listas de espera FOTO: PEXELS/CSIC PEXELS/CSIC

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado esta mañana durante el Debate de Política General de la Comunitat Valenciana que los pacientes que tengan que ser operados de las patologías más prevalentes, y vayan a tener que esperar más de 60 días, puedan elegir la opción –desde el primer día— de ser intervenido en la sanidad privada.

Esta medida entrará en vigor en diciembre y durará el periodo necesario hasta que se normalice la lista de espera.

Además, Puig ha señalado que desde este mes funciona en cada departamento una unidad de control de demora. Para reducir los tiempos de espera quirúrgica, de consultas externas y pruebas diagnósticas.

En la nómina de anuncios también ha señalado que “estamos incorporando equipos robóticos de última generación, muy eficaces en casos de cirugía general, urología y ginecología. Esto permite incrementar la actividad asistencial. Ya se ha adjudicado un equipo en cada provincia. En este mismo momento se está instalando el primero en el General de Castelló. Y vamos a licitar cinco más”.

También ha dicho que los presupuestos de 2023 aumentarán un 50 por ciento para el refuerzo de la actividad sanitaria de tardes, tanto para realizar pruebas diagnósticas, como para intervenciones quirúrgicas. Así, se pasará de 16 a 25 millones.

Además, este curso se aprobará el Plan de Acción de Asistencia Primaria y en octubre se presentará el Plan Valenciano de Acción en Salud Mental con el refuerzo de profesionales, centros de día, unidades móviles de intervención y planes de ocupación específicos.

Además ha recordado que en 2023 se iniciará la reversión del Departamento de Salud de Dénia. “Lo hicimos en Alzira, después en Torrevieja y ahora toca Dénia”. Y ha querido dejar claro que “no tenemos nada en contra de la sanidad privada, que desempeña un papel relevante. A lo que nos oponemos es a desmantelar la sanidad pública consolidada”.

En el apartado sanitario, Puig ha anunciado que se ampliará a todas las mujeres embarazadas el Test Prenatal no invasivo: una prueba de sangre que ahora solo se aplica al cinco por ciento de embarazos de riesgo cromosómico.

Además, todos los enfermos crónicos con tratamiento farmacológico hospitalario podrán recoger su medicación en la farmacia o en el centro de salud, sin necesidad de acudir al hospital.

También ha anunciado que ante el preocupante aumento de la diabetes, incorporamos dos recursos nuevos: hospitales de día, para reducir hospitalizaciones y dar asistencia inmediata ante las descompensaciones y nuevas unidades de “pie diabético”, para dar atención rápida a personas en riesgo de amputación.

Otra de las medidas anunciadas ha sido la extensión del cribado para detectar cáncer de cérvix a toda la población diana a partir de 2023.

En lo que se refiere a la lucha contra el cáncer, “la Comisión Europea nos ha confirmado la aprobación de un proyecto que convertirá a la Comunitat Valenciana en referencia europea en Imagen para el tratamiento del Cáncer. En concreto, seremos la sede del Nodo Central del Atlas de Imágenes en Cáncer. Un proyecto con 36 millones de euros.

Por último, Puig ha anunciado la aprobación de una deducción fiscal para los tratamientos de fertilidad de las mujeres valencianas que no puedan ser atendidas en la sanidad pública por motivos de edad o de baja probabilidad de embarazo.

Ha dicho Puig que “esta medida es un imperativo ético. Porque el dinero no debe ser un impedimento para poder ser madre”.

Educación sin barracones

En el ámbito de la educación, Puig ha anunciado que “cuando acabe este curso, solo quedará un centro valenciano en barracones estructural, que ya tiene el proyecto en licitación”.

El presidente ha recordado que “de 27 centros y 8.800 alumnos íntegramente en barracones en 2015, pasaremos a solo un centro en 2023. Ésa es la diferencia. Ése es el cambio real”.

Y en este sentido, ha dicho que “el fracaso escolar retrocede en la Comunitat Valenciana. En 2014, era del 23,4 por ciento mientras que en 2021 era del 12,8 por ciento. La mitad desde 2014″.

El suicidio entre los jóvenes

El jefe del Consell ha anunciado también que “este otoño lanzaremos una campaña de sensibilización de adolescentes para prevenir conductas suicides y autolesiones. En concreto, equipos psicológicos visitarán todas las aulas de 2º y 4º de ESO para abordar estos objetivos, junto al ‘bulling’. Porque ir al instituto no puede ser un sufrimiento. Es una cuestión de corresponsabilidad. También las familias de los acosadores tienen que evitar esa crueldad”