Ximo Puig bromea tras las reacciones a su rebaja fiscal: “Si el líder la oposición dice que es el camino acertado... ya no sé si lo es”

Ciudadanos le afea que haya recaudado 700 millones más hasta julio y promete deducciones que suman 149

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig y la vicepresidenta y portavoz del Gobierno valenciano y miembro de Compromís, Aitana Mas, antes del debate de política general
El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig y la vicepresidenta y portavoz del Gobierno valenciano y miembro de Compromís, Aitana Mas, antes del debate de política general FOTO: Rober Solsona Europa Press

La rebaja de impuestos que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha anunciado este jueves ha provocado una cascada de reacciones. Paradójicamente, ha sido mejor recibida entre el PP que en el PSOE. Como prueba las declaraciones que ha hecho el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, quien ha animado al presidente Pedro Sánchez a copiar las medidas del jefe del Gobierno valenciano.

Mientras que desde del PPCV y desde Ciudadanos consideran insuficiente la propuesta, Puig, consciente del revuelo causado, ha confesado desde la tribuna de les Corts que quizás se haya equivocado. Ante las críticas de la síndica del partido naranja, Ruth Merino, ha dicho que la Comunitat Valenciana va por el buen camino. “Si el líder de la oposición dice que lo es, ahora ya no sé si es un camino acertado. Estamos haciendo lo que está en nuestra mano para que en este tiempo de dificultad”.

Merino ha cuestionado la rebaja de impuestos anunciada por Puig “porque sus socios están diciendo continuamente que no están de acuerdo” y además es “totalmente insuficiente” y “rácana”. Su propuesta, ha explicado, se basa en una rebaja fiscal “generalizada, más amplia y ambiciosa” por la que cada valenciano podrá ahorrarse 650 euros anuales al rebajar un punto los tramos de la base imponible del IRPF hasta los 65.000 euros. Sin embargo, ha dicho, que mientras la Generalitat valenciana ha recaudado 700 millones más hasta julio, propone una reforma fiscal que ahorrará 149 millones de euros a los valencianos.

Además, le ha pedido que piense más en las nuevas generaciones que en las elecciones y deje de gobernar con “mirada cortoplacista”, y ha insistido en que para las cosas importantes hacen falta “grandes pactos”, en materias como Educación, Sanidad, Juventud y sobre la energía nuclear “como mejor alternativa mientras se implantan las renovables”. Por último, le ha afeado que no haya sido capaz de defender el Tajo- Segura y que se haya conformado en lo que se refiere a la reforma de la financiación.

Puig ha admitido que existe una enorme “dificultad enorme” para llegar a un acuerdo en las Cortes Generales, pero que el Gobierno valenciano se ha quedado de brazos cruzados.

Duro enfrentamiento con Vox

La síndica de Vox ha señalado que Puig es un presidente “amortizado”, que está “acorralado” por sus socios y es “incapaz” de asumir su responsabilidad tras no haber cumplido “una sola promesa electoral” en siete años, y ha opinado que “ahora le toca a Vox”, partido que reconstruirá “todo lo que han destruido” y que es “la única alternativa posible”, según informa Efe.

Ha considerado que solo se puede mejorar la situación económica de las familias con una reducción del gasto público innecesario y una “bajada radical” de impuestos, y ha lamentado que en la Comunitat se mantiene “el impuesto a la muerte” de Sucesiones, transmisiones patrimoniales “y un sinfín de tributos” mientras la inflación está “disparada”.

La síndica de Vox ha criticado también el “fanatismo climático” del Botànic; ha reclamado a Puig que se sume a su Plan Hidrológico Nacional; ha acusado al Consell de “regularizar la ocupación ilegal” en el parque público de viviendas, en lugar de darles “patada en el culo” y a la calle.

Puig ha criticado su “ristra de insultos intolerables” y ha lamentado que Vox no quiera que haya puntos de encuentro, sino que habla de “buenos y malos” y de un “maniqueísmo que en la sociedad no existe”, y le ha pedido que “diga alguna verdad alguna vez”, como por ejemplo que ahora hay más empleo que nunca.