Cambio de ciclo

Carlos Mazón aspira a liderar la Generalitat valenciana sin Vox y libre de «paternalismos»

El popular promete un proyecto «fuerte» y «unido» que dará «libertad» a los valencianos

El presidente del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Carlos Mazón, interviene en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea"
El presidente del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Carlos Mazón, interviene en el Fórum Europa Tribuna Mediterránea" Kai FORSTERLING EFE

Liderar un cambio político desde «el gran centro», que esté alejado del «paternalismo, intervencionismo, el anuncio fácil o la contradicción permanente». Y además, sin Vox. Esta es la aspiración del presidente del PPCV, Carlos Mazón, para las próximas elecciones. No se trata solo de un deseo, sino que asegura tener «tendencias imparciales» que apuntan a que los populares tendrían suficientes votos en las elecciones autonómicas de 2023 como para gobernar en solitario y configurar un gobierno “fuerte, unido y solo del PP”.

El proyecto que ha dibujado este jueves Mazón durante la conferencia en el Fórum Europa va más allá de la prometida bajada de impuestos, una propuesta de sobra explicada y que ahorraría 1.500 millones de euros a los valencianos.

El también presidente de la Diputación de Alicante, ha utilizado una expresión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, para garantizar a los asistentes que su Gobierno trabajará por configurar acciones que huyan del control gubernamental, algo que caracteriza al Consell de Ximo Puig, y lo definió como «libertad a la valenciana».

Ha insistido en que solo de esta manera es posible dar el impulso que necesita la Comunitat Valenciana. «Tengo una profunda ambición por lo nuestro», y ha lamentado que esta región tenga pendiente construir «un verdadero sentimiento regional de norte a sur».

Por lo que respecta a la reforma fiscal prometida por Puig durante el Debate de Política General, ha recordado que, de momento, es solo «humo» porque no ha hecho concreciones y además, ha sido cuestionada por sus socios de Gobierno. «Ni siquiera sabemos si la va aprobar en los Presupuestos o en la Ley de Acompañamiento».

Como ya hizo la pasada semana, le ofreció los votos del PP si quiere bajar los impuestos a las clases medias y bajas, aunque le impuso tres condiciones. La primera, que sea más ambicioso en la reducción del IRPF; la segunda, que convierta en progresivo el impuesto de la vivienda y la tercera, derogar la tasa turística.

En materia de vivienda, Mazón se ha comprometido a construir durante la próxima legislatura un total de 10.000 viviendas de protección oficial aumentando el precio del módulo básico del metro cuadrado.

Además, ha asegurado que si es presidente, convertirá en progresivo el llamado impuesto a la vivienda (el de transmisiones) y que dará avales públicos a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) de hasta el cien por cien de la vivienda a jóvenes.

Por lo que respecta a la Sanidad, ha dicho que pondrá al servicio de los ciudadanos todos los recursos- públicos y privados- para reducir las listas de espera.