Inversiones

Alicante, la quinta provincia que más aporta al Estado, será la que menos inversión reciba del Gobierno en 2023

El Consell se suma a la propuesta de la patronal a presionar al Ejecutivo para corregir las cuentas

El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al president de la Generalitat, Ximo Puig
El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, junto al president de la Generalitat, Ximo Puig MORELL MORELL EFE

Los Presupuestos Generales del Estado 2023 no benefician especialmente a la Comunitat Valenciana. Es más, han dejado a la provincia de Alicante como la provincia española que menos inversión recibirá por habitante en 2023. El Instituto de Estudios Económicos de la provincia de Alicante (Ineca) ha advertido de que recibirá 85,48 euros por habitante cuando la media nacional es de 238 euros. “La partida de inversiones territorializadas crece para el próximo año un 3,3 por ciento, pero de manera inexplicable la inversión prevista en la provincia de Alicante sufre un recorte del 12,3 por ciento con respecto al año pasado”.

El agravio que supone para la provincia ha provocado la reacción de la patronal. El presidente de la CEV Alicante, Joaquín Pérez, ha pedido unidad a la sociedad alicantina para reaccionar cuanto antes. “Está claro que el análisis técnico, el diálogo y nuestras reclamaciones no están sirviendo para nada, por lo que los alicantinos tenemos que adoptar otro plan de acción de forma urgente”.

Ha asegurado que el Gobierno central está trabajando activamente en crear una brecha entre españoles, situando a los habitantes de Alicante en una clara desventaja con respecto a muchos otros territorios. “La paradoja es dolorosa, porque somos la quinta provincia que más aporta a las arcas centrales” y que no no se ha visto beneficiada ni siquiera en unos Presupuestos expansivos.

Asimismo, Pérez ha confirmado que en la tarde de este jueves mantuvo conversaciones con la Presidencia de la Generalitat Valenciana para manifestar el “profundo malestar” de la patronal y comunicar que desde CEV Alicante se destinarán partidas presupuestarias concretas para paliar en la medida de lo posible este agravio.

En ese sentido, Pérez ha convocado una junta directiva extraordinaria el próximo martes 11 de octubre para tratar esta situación y definir “cuál debe ser la estrategia conjunta a adoptar como respuesta a la discriminación constante a la provincia en cuanto a la demanda de recursos hídricos, infraestructuras y la carencia de inversión presupuestaria”.

De momento, estas entidades son, además de la propia CEV, la Cámara de Comercio de Alicante, la Federación de Obra Pública de Alicante (FOPA) y el Instituto de Estudios Económicos de Alicante (Ineca).

Por su parte, el presidente de INECA, Nacho Amirola, ha asegurado que la continuada discriminación en los Presupuestos Generales del Estado, y el efecto arrastre de otras inversiones que suele conllevar, han provocado que la renta per cápita crezca en los últimos 19 años un 29,6 por ciento en la provincia cuando en España ha crecido un 39,52.

En este sentido, ha mostrado su preocupación por unos Presupuestos Generales “alejados de la realidad” y ha defendido que deben ser la herramienta perfecta para corregir desequilibrios y desigualdades. “Cuando marginan de manera constante a un territorio se convierten en instrumentos pesados que impiden el normal desarrollo de nuestra economía”.

Compensar y protestar

La delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Pilar Bernabé, ha afirmado este viernes que el convenio que el Gobierno de España está desarrollando con la Generalitat en materia de infraestructuras por 300 millones de euros “compensará” las inversiones previstas por el Ejecutivo central.

”Estoy convencida de que el convenio de 200 millones de euros en infraestructuras más 100 millones para la modernización de infraestructuras servirá en gran medida para compensar algunas deficiencias”, ha afirmado en una rueda de prensa donde ha detallado las inversiones para la Comunitat en las cuentas generales.

Por su parte, la vicepresidenta del Consell, Aitana Mas, ha admitido que la Generalitat no puede estar de acuerdo con estas inversiones y ha señalado que el Gobierno valenciano quiere instar a la sociedad civil, a la sociedad organizada y a los diputados de los diferentes partidos a que actúen como “lobby” para “presionar” y lograr que aumenten las inversiones alicantinas y su ejecución posterior.

El presidente del PPCV, Carlos Mazón, ha denunciado que tras conocer el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para el próximo año, queda constatado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, “ha vuelto a humillar a la Comunitat Valenciana”. “Los alicantinos ocupan de nuevo la última posición, menosprecia a los ciudadanos de Castellón y deja congelada cualquier opción de avance en la provincia de Valencia”.