¿Es momento de subir el sueldo al Gobierno valenciano?

Mientras los ciudadanos ven cómo su carro de la compra cada vez está más vacío por más dinero, el Consell se subirá el salario un 4 por ciento en 2023

Alicia Martí

Subirse el sueldo o no, esta es la cuestión. ¿Pueden los miembros del Gobierno valenciano, los altos cargos, sus asesores y los directores del sector público aprobarse una subida del 4 por ciento de sus salarios en 2023 como se ha hecho a los funcionarios? Poder, pueden y así lo han previsto en los Presupuestos de 2023. Se justifica el incremento alegando que es el mismo que el que se ha aplicado a los empleados públicos habría que recordarles que ellos no han aprobado una oposición, al menos, en el cargo que ocupan en la actualidad.

Quizás, solo quizás, se han olvidado de que las previsiones económicas no son buenas. Puede ser, solo puede ser, que hayan leído únicamente la interpretación edulcorada de los datos del paro de octubre en la Comunitat Valenciana. Igual les entró una llamada cuando iban a enterarse de que ha sido la región líder en subida del desempleo, con 3.050 personas que se han quedado sin trabajo.

Tal vez, solo tal vez, fue por este motivo por el que se quedaron con dos ideas mucho más optimistas: La Comunitat bate récords «históricos» en afiliación a la seguridad social, y la reducción del empleo se debe al fin de la campaña de verano. Algo debió pasar para que obviasen que es la región donde más incrementó el desempleo en términos absolutos.

En fin, que mientras ellos cuentan con que el año que viene podrán cobrar unos 3.000 euros más de media, hay familias que miran cómo su carro de la compra sigue estando menos lleno, aunque les ha costado más, y que cruzan los dedos para que el invierno sea suave y no haya que poner demasiado la calefacción o para que el casero no les suba el alquiler.

Las perspectivas económicas no son buenas y el común de los mortales se conforma con que no le bajen el sueldo y mantener su puesto de trabajo.

Es más, si fuese una medida oportuna, puede ser que los diputados autonómicos no hubiesen rechazado subirse el sueldo. Sin embargo, lo que ocurrió es que el PSPV se unió a PP, Cs y Vox para que no prosperase la iniciativa que había presentado junto a Compromís y Podem.

El presidente del PPCV y presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, se dio prisa en criticar la medida y en anunciar que los diputados provinciales seguirán, y ya van cuatro años, con el sueldo congelado.

Lo llaman empatía.