La Hacienda valenciana recupera 19 millones de euros de fortunas con residencia “ficticia” en Madrid

Los falsos traspasos de riqueza tienen como objetivo evitar el impuesto de Patrimonio

La directora de la Agencia Tributaria Valenciana (ATV), Sonia Díaz
La directora de la Agencia Tributaria Valenciana (ATV), Sonia Díaz FOTO: La Razón La Razón

La Agencia Tributaria Valenciana (ATV) ha recuperado, hasta septiembre de este año, un total de 18,8 millones de euros de fortunas valencianas falsamente residenciadas en Madrid aunque realmente sus poseedores sigan residiendo en la Comunidad Valenciana. El hecho de que en esta autonomía se siga pagando el Impuesto de Patrimonio (con un mínimo exento de 500.000 euros) y el de Sucesiones y Donaciones (con un mínimo exento de 400.000 euros), ha provocado que durante los últimos ejercicios algunos de los poseedores de grandes patrimonios hayan realizado un falso cambio de residencia a la comunidad de Madrid, donde estos impuestos están bonificados, es decir, no se pagan.

Este es el famoso “dumping fiscal” al que tantas veces hace referencia el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, en alusión a las mejores condiciones fiscales ofrecidas por otras autonomías, que ejercen de “efecto llamada” para grandes fortunas y empresas. Sin embargo en este caso estaríamos hablando de un “dumping fiscal” fraudulento, puesto que los propietarios de las fortunas siguen residiendo en tierras valencianas.

Según los datos de la Conselleria de Hacienda, actualmente existen 121 expedientes de Procedimiento de Cambio de Domicilio Fiscal o deslocalizaciones ficticias (CDF), de los cuales 106 han sido incoados por la propia hacienda valenciana, mientras que los 13 restantes han sido abiertos de oficio por la Agencia Tributaria estatal. Los expedientes corresponden a los ejercicios 2017-2021, siendo este último año en el que más se han abierto, con un total de 46.

Asimismo, se están analizando 33 nuevos expedientes para su incorporación en los CDF de 2022 donde se incluyen 11 contribuyentes extranjeros con posible domicilio fiscal en la Comunidad Valenciana.

Fin de las deslocalizaciones ficticias

Sin embargo, este tipo de operaciones podrían estar cerca de llegar a su fin. El famoso Impuesto a las Grandes Fortunas que será aprobado hoy jueves por el Gobierno de España no se pagará en la Comunidad Valenciana, puesto que esta ya grava la riqueza a través del Impuesto de Patrimonio, algo que no sucede en la Comunidad de Madrid, por lo que allí sí se aplicará el impuesto estatal.

De esta manera, los grandes patrimonios -superiores a tres millones de euros- que hasta ahora deslocalizaban de manera ficticia sus fortunas para evitar pagar el Impuesto de Patrimonio valenciano, ya no tendrán razones para hacerlo puesto que en la capital sí deberán pagar el Impuesto a las Grandes Fortunas.

Según un informe publicado ayer por Fedea, el impuesto de solidaridad sobre las grandes fortunas solo afectará a los contribuyentes de diez comunidades autónomas, aquellas que tienen tipos del impuesto de patrimonio inferiores a los del nuevo gravamen, y no afectará a los de la Comunitat Valenciana.

La Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea) publicó ayer un estudio sobre el nuevo impuesto de solidaridad sobre las grandes fortunas, que estará en vigor durante dos años y que previsiblemente se aprobará este jueves en el Congreso de los Diputados.

El nuevo gravamen es deducible en el impuesto de patrimonio, por lo que no tendrá efecto en las regiones que tienen tipos superiores a los del nuevo tributo, es decir, 1,7 % para fortunas de entre 3 y 5,4 millones, 2,1 % entre 5,4 y 10,7 millones y 3,5 % a partir de 10,7 millones. De esta manera, las comunidades en las que no se recaudará este impuesto son La Rioja, Comunitat Valenciana, Aragón, Castilla-La Mancha, Canarias, Extremadura y Castilla y León.