Sociedad

La Asociación Valenciana de Caridad ha atendido a un 15 % más de personas respecto a 2022

Las personas en situación sin hogar siguen en aumento por el encarecimiento de los productos de primera necesidad y el aumento de los gastos básicos del hogar

La Casa de Caridad de Valencia no cierra por vacaciones
La Casa de Caridad de Valencia no cierra por vacacioneslarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@446f6d8f

La Asociación Valenciana de Caridad ha atendido a un 15 % más de personas respecto al año anterior y ha alcanzado las 4.592 atenciones en noviembre de 2023, y ha alertado de que las personas en situación sin hogar siguen en aumento por el encarecimiento de los productos de primera necesidad y el aumento de los gastos básicos del hogar.

Más de 3.100 familias y personas vulnerables han pasado por el reparto de productos básicos de Casa Caridad, siendo el servicio que más ha crecido, con un 18 % más de atenciones, mientras que con el comedor para personas sin hogar, los centros de acogida temporal, el servicio de reparto, las escuelas infantiles y el Proyecto Fénix, la Asociación ayuda anualmente a más de 4.500 personas, según la ONG.

Su presidente, Luis Miralles, ha anunciado este jueves que de cara a Navidad, Casa Caridad ha lanzado la campaña "Valencia sería distinta sin Casa Caridad" para concienciar a la población sobre el impacto que tiene la Asociación en la atención a personas en riesgo de exclusión social.

Casa Caridad, que debe afrontar un gasto diario por su trabajo de más de 16.000 euros, atiende a unas 300 personas en el servicio de atención social y distribución de alimentos y productos de higiene, y a final de año se estima superar las 3.200 atenciones.

Según han dado a conocer, tras el último censo de personas sin hogar, en el que la Asociación participó, se contabilizaron alrededor de 800 personas en situación de sin hogar, lo que pone de manifiesto la necesaria labor que realizan las organizaciones del tercer sector.

Actualmente, Casa Caridad cuenta con un 100 % de ocupación en sus dos centros de acogida temporal, donde este año han pasado más de 400 personas entre adultos y niños.

Este servicio ofrece a las personas sin hogar un lugar seguro donde acudir, apoyo psicológico, enfermería, atención social, cursos de formación y búsqueda de empleo, así como actividades destinadas a promover el desarrollo de habilidades sociales.

Además, cada año, Casa Caridad empieza un nuevo curso del Programa Escuela Familia, con los padres y madres del alumnado de las tres escuelas infantiles en València y Torrent, donde diariamente acuden más de 150 niños y niñas.

A través de este programa, los padres y madres reciben formación sobre diferentes temas relacionados con el cuidado de los niños, así como una intervención social que sirve para atender las necesidades de las familias y buscar la mejor solución para ellas. El año pasado, se atendió en este servicio a 915 personas entre beneficiarios directos e indirectos.

El Proyecto Fénix es un programa de alojamiento de viviendas supervisadas centrado en los colectivos más vulnerables que se encuentran en situación de sin hogar y que anteriormente han pasado por otros servicios de Casa Caridad. La ONG cuenta con 10 viviendas con una capacidad para 44 personas.

Por el Multicentro Social de Casa Caridad en Benicalap han pasado más de 150 personas durante este año, familias con menores y personas en situación de convalecencia que no tenían a donde ir y gracias a la Asociación han podido mejorar su condición y salir adelante.

La directora gerente de Casa Caridad, Guadalupe Ferrer, ha afirmado que "ayudar a las personas que más lo necesitan es lo que siempre ha movido a Casa Caridad. Nosotros creemos en la solidaridad de las personas ya que, gracias a ello, hemos conseguido mantener viva nuestra Asociación durante más de 117 años".

"Los precios aumentan para todos y mantener infraestructuras como las que nosotros tenemos para cubrir las necesidades básicas de los usuarios tiene un coste que cada vez es más elevado. Necesitamos la ayuda de las personas para seguir adelante, ofreciendo una atención personalizada a todas las personas sin hogar y en riesgo de exclusión social", ha pedido.