Abandono

Hallan a dos niños de seis y ocho años andando solos por una carretera como castigo de su madre

La mujer pretendió darles un escarmiento y volver por ellos en unos minutos pero ya no los encontró

La Policía Local de Elche forzó la cerradura del local para sacar al niño
La Policía Local de Elche forzó la cerradura del local para sacar al niñoPOLICÍA LOCAL DE ELCHEfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@595c8ac0

Dos niños de 6 y 8 años han sido localizados por la Policía Local de Elche andando solos por el arcén de una carretera, después de que presuntamente su madre los echara del coche por portarse mal para darles un escarmiento pero con la intención de recogerlos a los pocos minutos.

Según un comunicado del ayuntamiento, los hechos ocurrieron el pasado 13 de diciembre cuando una dotación policial se desplazaba de Arenales del Sol a El Altet, dos pedanías de la localidad ilicitana, y observó a los dos menores caminando solos.

De inmediato, los agentes cambiaron de dirección para interesarse por el estado de ambos. En ese momento apareció un vehículo, que paró de forma incorrecta en el arcén y de él se apeó la madre de los dos pequeños.

La mujer explicó a los policías que había recogido a los dos niños del colegio y, como se estaban portando mal, había parado el vehículo y les había dicho que se bajasen. Después, según la nota de prensa, abandonó el lugar con el objetivo de volver a los pocos minutos y así darles un escarmiento.

Sin embargo, cuando regresó, sus dos hijos ya no estaban, por lo que comenzó a buscarlos y a gritar sus nombres, dejando en el interior del coche a otro menor al cuidado de un grupo de jóvenes desconocidos y de una mujer que pasaba por allí.

Mientras los buscaba desesperadamente una conductora le indicó que los niños estaban caminando por la carretera, por lo que la madre se subió en el coche para ir en su busca.

Los agentes comprobaron que ambos menores se encontraban bien y los llevaron junto a su madre al vehículo donde estaba el otro menor.

También determinaron que desde el punto donde la madre dejó a los niños hasta el lugar donde fueron localizados había una distancia de un kilómetro por una carretera de doble sentido y poco iluminada, una zona de peligro para los menores.

Finalmente, los agentes informaron de lo ocurrido a la Fiscalía de Menores.