Comunidad Valenciana

Un paseo por La Roqueta, el nuevo barrio chino de València

Esta zona, multicultural y en pleno centro, tiene muchas ofertas gastronómicas interesantes para los paladares atrevidos

Transeúntes en el barrio chino de la calle Pelayo de Valencia
Transeúntes en el barrio chino de la calle Pelayo de Valencia FOTO: Rober Solsona Europa Press

Poca gente lo conoce como La Roqueta, pero es uno de los barrios más céntricos de València. Recibe su nombre de la Iglesia de San Vicente de la Roqueta, también conocida como de Cristo Rey. Ubicado en el distrito de Extramurs, limita al este con Botànic y Sant Francesc, al este con Ruzafa y al sur y al oeste con Arrrancapins.

Según la tradición, el nombre proviene del pequeño montículo (la “roqueta”) sobre el que se edificó la parroquia y donde se arrojaron los restos de San Vicente Mártir tras sufrir martirio en el 304, en cuyo honor se alzó la iglesia. Durante la dominación mozárabe, fue el único templo cristiano que permaneció abierto al culto. Por ello, se le considera la cuna del cristianismo en la ciudad.

Los creyentes fueron conformando un barrio a su alrededor, más allá de las murallas de la ciudad. Este barrio es hoy la cuna de la Estación del Norte, de estilo modernista y una de las principales piezas del patrimonio urbanístico valenciano.

Desde el año pasado, este barrio está en boca de todos por el proyecto para transformarlo en el nuevo “Chinatown” valenciano. Sería así el segundo barrio chino de València, porque el primero es el de la zona céntrica de Velluters, el barrio de El Pilar. Este barrio se empezó a conocer como tal por su asociación la marginalidad: la prostitución, la noche y el tráfico de drogas.

En el caso de La Roqueta, refleja la búsqueda de reconocer la multiculturalidad del barrio: los negocios chinos -sobre todo restaurantes o tiendas de electrónica y comida- y su cultura se entremezclan con algunos de los baluartes de la valencia más arraigada a sus raíces medievales, como el trinquet de Pelayo, la estación del Norte y la Iglesia de Cristo Rey.

En 2021, el Ayuntamiento de València propuso la instalación de dos arcos ornamentales como los que luce el londinense barrio de Chinatown, pero la iniciativa ha quedado paralizada tras las protestas de los comerciantes y los vecinos de la zona, que argumentaban que los arcos alteraban la estética del barrio y suponían una inversión -14.000 euros- que podía utilizarse en mejorar el estado de las aceras, los parques, la limpieza y el mobiliario urbano.

Hora de comer

Una de las mejores opciones para visitar La Roqueta, sobre todo para los amantes de la comida asiática, es pasarse por allí a la hora de comer. La ubicación, en pleno centro, no puede ser mejor: todo está cerca. Y por si fuera poco, los locales de la calle Pelayo y adyacentes son muy económicos y ofrecen la posibilidad de disfrutar de la auténtica comida asiática, occidentalizada sólo en unos pocos platos.

Uno de los locales más celebrados de la zona es el restaurante Xiao Ge Zi, ubicado en la calle Pelayo, 25. Pequeño y poco concurrido, es uno de los locales auténticamente asiáticos de la zona, con una atención cercana, un menú muy variado y algunos platos, como los tallarines de ternera o la cazuela de berenjena, que son imprescindibles. En la misma calle se pueden encontrar otras opciones muy buenas, y en la misma línea, como el Bar Frenazo o el restaurante Min Dou.

El hot pot es ideal para compartir con amigos y el caldo puede tener base de verduras o de carne
El hot pot es ideal para compartir con amigos y el caldo puede tener base de verduras o de carne FOTO: La Razón

Si se planea una comida con amigos, una de las mejores opciones es restaurante Shullun Hot Pot, también en la calle Pelayo. El hot pot, que significa literalmente “olla caliente”, es una preparación tradicional china en la que la comida se disfruta en torno a un gran caldo caliente en el centro de la mesa, donde los ingredientes -carne, verduras, mariscos...- se van añadiendo después al caldo y se comen acompañados de diferentes salsas.