El espíritu benemérito de la Guardia Civil

Agentes de Alicante reparten cheques comida entre familias necesitadas

Una de los “tics” que algunas personas mantienen sobre la Guardia Civil es que el que dedica grana parte de su actividad a labores coercitivas para reprimir el delito o las infracciones. Nada más lejos de la realidad y la pandenmia de coronavirus lo está poniendo de manifiesto.

Entre estas acciones, que se corresponde con el espíritu Benemérito del cuerpo, figura la registrada en la localidad alicantina de San Vicente del

Raspeig con el reparto de cheques comida entre familias de la población.

Se trata de una iniciativa promovida por el Ayuntamiento de distribuir entre varias familias 153 vales para la adquisición de alimentos

La Guardia Civil ha reforzado este servicio con una patrulla dedicada en exclusiva para este cometido.

Hasta el momento, los agentes han acudido a 30 domicilios para entregar los cheques, tan importantes para que las personas menos favorecidas estén dotadas de productos básicos de primera Agentes de Alicante reparten cheques comida entre familias necesitadas durante el estado de alarma.