Los ricos se forran con el coronavirus

Disparan sus fortunas un 27,5% con la desescalada, sobre todo en los sectores industriales y tecnológicos

El dicho que las crisis presentan grandes oportunidades parece haberse cumplido una vez más. Las grandes fortunas del mundo han aprovechado las gangas en las bolsas tras el primer impacto de la pandemia de Covid-19 para comprar a precio de saldo y hacerse aún más ricos durante la tímida recuperación de los mercados durante la desescalada. Según un informe del banco suizo UBS y de la consultora PwC, los ricos han incrementado su patrimonio nada menos que un 27,5% entre mayo y julio, hasta alcanzar un nuevo máximo de 8,7 billones de euros (10,2 billones de dólares).

Aunque los multimillonarios notaron también la primera oleada del virus y el confinamiento, que provocó una reducción entre marzo y abril del 6,6% en sus carteras y una reducción a 2.058 del número de superricos (43 menos), se recuperaron rápidamente hasta el récord de 2.189 milmillonarios, por encima de los 2.158 contabilizados en 2017.

Los sectores industriales y tecnológicos son los grandes beneficiados desde abril, con ganancias del 44,4% y el 41,3%, respectivamente, en contraste con los incrementos del 12,8% y del 13,2% entre los servicios financieros y la construcción.

Ricos sanitarios

En este sentido, entre 2018 y los primeros siete meses de 2020, la riqueza de los milmillonarios tecnológicos creció un 42,5%, hasta 1,5 billones de euros (1,8 billones de dólares) impulsados por el rally de las acciones del sector, mientras que los ricos del sector sanitario vieron crecer su patrimonio un 50,3%, hasta 560.313 millones de euros (658.600 millones de dólares) ante la carrera por descubrir nuevos medicamentos y las innovaciones médicas.

En contraste, el conjunto de milmillonarios vio crecer únicamente un 19,1% su riqueza desde 2018, hasta 10,2 billones de dólares, con un incremento del 10% o menos en segmentos como el ocio, los servicios financieros o el inmobiliario.

Los milmillonarios identificados en el estudio como innovadores vieron crecer sus fortunas una media del 17% desde 2018, hasta 5,3 billones de dólares (4,5 billones de euros), mientras que los ricos tradicionales aumentaron su patrimonio un 6% en el mismo periodo de tiempo, hasta 3,7 billones de dólares (3,1 billones de euros).