Nace un “Netflix” para amantes de la ópera

El Teatro Real crea una plataforma digital pionera en España que permitirá tanto a los amantes de este género como a los apasionados de la danza y la música clásica acceder a las mejores producciones de éxito internacional del momento

Solo dos teatros en todo el mundo contaban hasta el momento con una plataforma digital de difusión audiovisual. El Met de Nueva York y la Ópera de Viena. Ahora, con el firme propósito de contribuir a una democratización del contenido cultural, apuntalar el concepto de un "teatro de teatros" y apostar por la divulgación internacional de un género tan selecto como el de la ópera, el Teatro Real en colaboración con las acciones de desarrollo tecnológico y patrocinio de entidades punteras como Samsung, Telefónica y Endesa, ha creado un nuevo espacio bajo el nombre de "My Ópera Player" que promete convertirse en un punto de encuentro único para todos aquellos curiosos que quieran ampliar sus horizontes musicales a través de un acceso a títulos tanto de producción propia como de otras instituciones asociadas. A pesar de que el teatro ya contaba con "Palco Digital", una plataforma inicial que se postulaba como un depositario visual eficaz de las representaciones que se llevaban a cabo durante la temporada, el nacimiento de "My Ópera Player" supone un avance mucho más ambicioso y competitivo que pretende transformarse en una apuesta de referencia dentro del sector.

El reciente cambio de paradigma y las modificaciones en los hábitos de consumo culturales que están revolucionando la filosofía del mercado han empujado a esta institución a una adaptación moderna y actualizada de algo tan ancestral como disfrutar de los beneficios del arte. "No hay nada más humano que las emociones y por eso apostamos desde el principio por el Teatro Real", ha declarado esta mañana en el lanzamiento de la plataforma el director global de patrocinios de Telefónica, Rafael Fernández de Alarcón. Como mecenas principal del teatro, la compañía de Telecomunicaciones ha querido dejar claro su firme intención de crear un "nuevo ecosistema digital"con una experiencia optimizada para que el beneficiado sea en todo momento el potencial usuario. "Es el momento de hacer algo así. Ahora mismo se están lanzando multitud de plataformas en otros entornos que nada tienen que ver con la ópera como el cine o el documental y por eso consideramos que el público que se acerque a la ópera también merece una plataforma específica dedicada a este área", declaraba el Director General de la Institución, Ignacio García-Belenguer al hilo de esta revolucionaria irrupción en las dinámicas de consumo.

Además, esta iniciativa cuenta también con la colaboración de Radiotelevisión Española, que se encargará de facilitar una vez más el acceso a la basta extensión de su archivo histórico musical donde se incluyen auténticas joyas visuales como las óperas del Teatro Real grabadas y retransmitidas desde su reapertura en 1997, tal y como ha comentado Belenguer; "hemos conseguido un magnífico acuerdo para empezar a recuperar, añorar y recordar todos aquellos archivos que estaban olvidados entre los que se encuentran recitales estelares de Montserrat Caballé o de Kraus o la primera ópera que se hizo aquí de cuya existencia no habíamos sido conscientes hasta ahora como "Divinas palabras"".

El crecimiento de nuevos públicos, concretamente el más joven, es objetivo prioritario para la institución así como una mejora considerable de la experiencia de la audiencia. "Grabamos absolutamente todos los días lo que ocurre detrás del escenario. Lo que ocurre en la sala principal, en la sala de ensayo, los preparativos, el making off de la ópera, lo que ocurre en los talleres. Hay muchísima grabación y por lo tanto, tener una ventana donde podamos emitirla creo que para nosotros es importante y necesario de cara a la muestra íntegra del interesantísimo trabajo que se lleva a cabo en cada actuación", continúa.

El proyecto cuenta con la participación de teatros de ópera tan relevantes como el Gran Teatro del Liceu, el Gran Teatro Nacional de China, el Colón de Buenos Aires o el Teatro San Juan Bicentenario de Buenos Aires. Todas estas instituciones contribuyen con las cesiones visuales de sus óperas a una considerable amalgama de contenido de calidad que no se limita solamente a las producciones del Real. La plataforma de “My Ópera Player” a la que se accederá a través de las diferentes modalidades de suscripción correspondientes, constituye en definitiva, una oportunidad tremendamente novedosa para ampliar los horizontes de difusión de un contenido cultural como la ópera, redefinir los conceptos de las plataformas de consumo y acercarse progresivamente a un público, el joven, que ha aprendido a comunicarse con unos códigos diferentes en un universo digital que sigue, a pesar de las reticencias generacionales, demandando calidad y adaptación.