Gazapo histórico: ¿Cómo puede Hernán Cortés empuñar la espada de “El señor de los anillos”?

La serie que emite Amazon Prime, protagonizada por Óscar Jaenada como el conquistador, comete un error al colocarle al español el acero llamado Andúril y que portaba Aragorn

Óscar Jaenada, como Hernán Cortés, empuñando la espada de Aragorn
Óscar Jaenada, como Hernán Cortés, empuñando la espada de AragornAP

Una superproducción sobre un personaje complejo, uno de los grandes conquistadores que ha dado la Historia y que ahora es el centro de una serie recién estrenada, “Hernán”. El estreno se esperaba con interés y los cazagazapos, que lo hay y están pendientes del menor desliz de los responsables de utilería, ya han captado el primero, esperemos que sea el único, que tiene a una espada como protagonista. Y es que en uno de los momentos de la filmación Cortés empuña una calcada de la que portaba Isildur, llamada originariamente Narsil, y que posteriormente pasaría a manos de Aragorn, un metal con una empuñadura muy particular que no ha pasado desapercibido para los miles de seguidores de la saga de “El señor de los anillos”.

Narsil es el nombre de un mandoble que aparece en las obras del autor británico J.R.R. Tolkien perteneciente a la saga de los anillos y que según la tradición fue forjada por por el herrero Telchar en Nogrod, una de las ciudades enanas de las Montañas Azules de la Tierra Media, durante la Primera Edad, una espada que quedó perdida en las aguas del río Anduin y cuyos fragmentos volvieron a forjarse para dar lugar a Andúril (idéntica a su antecesora Narsil salvo en una inscripción en ambas caras de la hoja en la que aparecen el sol, la luna y las siete estrellas de la Osa Mayor), palabra sindarin que puede ser traducida por “Llama del oeste”.

Casi 3.000 extras

Pues bien, a tenor de lo visto en la ficción, es ese acero el que empuña con brío el conquistador español en la producción de Televisión Azteca, Dopamina y Onza Entertainment y para la que se han elaborado un total de 5.000 prendas de vestuario, además de 160 armas y 950 elementos de utilería. El número de extras tampoco es desdeñable, con casi 3.000 personas.

La serie devuelve al primer plano la figura del español, que a tenor de las últimas declaraciones del presidente mexicano López Obrador, a buen seguro que no deja bien parado a Hernán Cortés. El político manifestó ayer que la llegada del conquistador está directamente vinculada con el inicio de la corrupción. “Apenas desembarcó en Veracruz el conquistador Hernán Cortes y sin ningún fundamento legal –porque eso se puede probar, que no había ningún fundamento legal– se autonombró alcalde –fue el primer fraude – y jefe del ejército invasor”, testimonio que recoge en su libro, de próxima publicación, “Hacia una economía moral”.