Cultura

Clamoroso éxito de la gira del ballet de Igor Moiseyev

Ha sido una ocasión única teniendo en cuenta que hacía veinte años que la compañía no venía a España

La gira del universalmente famoso ballet de Igor Moiseyev por España ha sido el sueño cumplido de la productora Tatiana Solovieva, como también lo ha sido de los centenares de espectadores que han tenido el privilegio de poder asistir al magnífico espectáculo que ha ofrecido en Sevilla, Murcia, Pamplona, San Sebastián, Madrid y Zaragoza. Una suerte de la que, desafortunadamente, no han podido disfrutar otras ciudades españolas en una ocasión única, y más, teniendo en cuenta que hacía veinte años que no venía a España, demasiados años, y sin que se sepa con certeza cuándo será posible una nueva tournée por nuestro país.

Ochenta artistas sobre los escenarios de la Cartuja Center Cite (Sevilla), del Auditorio Víctor Villegas (Murcia), Baluarte (Pamplona), Kursaal (San Sebastián), Teatro Real (Madrid) y Sala Mozart (Zaragoza), han elevado con su mágica danza a un público que se ha entregado con sus vítores y aplausos a la expresión de un arte majestuoso. Moiseyev consiguió en la primeras décadas del siglo XX, encumbrar las danzas más populares de cualquier rincón del mundo a la categoría de arte escénico, creando un nuevo género en la danza clásica que, con el trascurrir de los años, se ha ido enriqueciendo y perfeccionando.

De los más de 300 cuadros coreográficos que llegó a crear Moiseyev, el público español ha vibrado con la magistral danza rusa Verano (Leto), las bellas Kalmuka y Tatarochka, una dulce suite de danzas moldavas (Jora, Chiokyrlia, Zhok), los cuadros del pasado representados en Kadril, la explosión guerrillera de los Partizani, siempre del sumo agrado de la nomenklatura soviética, el divertido cuadro de danza Fútbol, siendo Moiseyev el artista que mejor ha llevado e inmortalizado para el ballet clásico diversos deportes; la suite de danzas griegas en torno al Sirtaki, la venezolana Joropo, Gaucho de los pastores argentinos y la popular y ya universal Jota Aragonesa, para echar el telón con la suite de la flota Un día en el barco, que, en conjunto, han compuesto unos cuadros armónicos de luz y colorido –y de musicalidad viva en el caso del Real–, sin que en momento alguno se echasen en falta los decorados.

La fuerza de Danzas de los pueblos del mundo que ha visitado España, radica en los valores culturales que transmiten, impregnando con ellos a todo el público que ha llenado auditorios y teatros deleitándose con las coreografías del ballet más bello que jamás ha existido. Por ello, Moiseyev no solo ha sido un descubridor y creador de las danzas más populares, sino el embajador universal que, con el arte de su ballet, consiguió ganarse el reconocimiento de todas las naciones a las que llevó su genio y su talento, como en su primera visita a España en 1966, siendo distinguido en 1996 con la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil, que le impuso el Rey Juan Carlos. Tras su fallecimiento en 2007, su obra la prosigue con todo éxito quien fuera su alumna y solista principal, Elena Scherbakova.