Un Premio Nadal para la vida secreta de una maestra

Ana Merino se alza con el galardón por «El mapa de los afectos», una novela con la que se estrena en la narrativa de ficción para adultos tras su paso por géneros como el ensayo, el teatro y la poesía.

Se define como «comiquera y poeta», pero también puede añadir que es la ganadora del Premio Nadal que se ha fallado en Barcelona. El galardón, que llegó a su edición número 76, convocado por Destino y dotado con 18.000 euros, fue para el debut en la narrativa de ficción de Ana Merino con «El mapa de los afectos», presentada a concurso como «Campos de fuerza» de Susan Storm. De hecho, el seudónimo usado por la autora es toda una declaración de principios porque ha elegido el nombre de la Mujer Invisible, la única integrante del grupo de superhéroes los 4 Fantásticos, una de las series más conocidas de la escudería Marvel.

La obra nos permite viajar a Estados Unidos, aunque sus hilos narrativos también se extienden por España. En «El mapa de los afectos» tenemos una novela formada por tantos protagonistas como maneras de relacionarse y afectos pueden existir porque la autora incluye en el relato amor, venganza, pérdida o traición. Para ello nos trasladamos a una pequeña población local estadounidense donde tiene lugar una relación secreta de una maestra de escuela. De allí parte un recorrido por los misterios cotidianos de los habitantes de esta localidad. Las vidas narradas son para Ana Merino como episodios emocionales que se irán cruzando a lo largo de dos décadas.

En este libro, la escritora quiere también que el lector, al igual que ella, persiga el rastro de otras historias ocultas por otros rincones. Son las ausencias, los lugares extraños, los escenarios de crímenes que conviven con las tensiones personales, con los problemas cotidianos que forman parte de nuestro caminar por el mundo. Para Ana Merino solamente gracias a la bondad será posible que podamos seguir viviendo. Todo ello es explicado en las páginas de la novela ganadora con el Premio Nadal desde una mirada femenina.

Pese a no haber publicado narrativa de ficción hasta la fecha, Merino tiene tras de sí una extensa carrera literaria. Hija del escritor y académico José María Merino y sobrina de la poeta Margarita Merino, ha publicado poesía, teatro, ensayo y literatura para los más pequeños.

Nacida en Madrid en 1971, pasó largas temporadas en León durante su infancia. Estudió un año de su carrera en la Rijksuniversiteit de Groningren, Países Bajos, y se licenció en 1995 en Historia Moderna y Contemporánea por la Universidad Autónoma de Madrid. Pero la carrera de esta autora se ha forjado especialmente en Estados Unidos, donde ha vivido durante varios años gracias a su actividad académica. Y es que Merino es profesora de la Universidad de Iowa en Estados Unidos, donde dirige un Máster de Escritura Creativa en español.

Traducida al búlgaro

Es la poesía uno de los géneros que más han interesado a la autora. Ha publicado siete poemarios: «Preparativos para un viaje» (ganador del Premio Adonais de 1994), «Los días gemelos» (1997), «La voz de los relojes» (2000), «Juegos de niños» (ganador del Premio Fray Luis de León 2003, traducido al inglés y publicado por Harbor Mountain Press 2012), «Compañera de celda» (2006) (traducido al inglés y publicado por Harbor Mountain Press 2007), «Hagamos caso al tigre» (2010) y «Curación» (2010). Una antología de su poesía fue traducida al alemán por Verlag Zurich en 2009. Sus poemas han aparecido en más de veinte colecciones, algunos de ellos traducidos al portugués, esloveno, francés, neerlandés, búlgaro e italiano.

Las artes escénicas también ha llamado a su puerta y han dado como resultado textos como «Salvemos al elefante», «La redención», «Las decepciones» u «Amor: muy frágil». Esta última obra, estrenada en Suiza en 2012, es, según su autora, una reflexión sobre «los naufragios de los afectos en un grupo de amigos de los tiempos de la universidad que ya han dejado atrás su juventud».

Igualmente es también autora de la novela juvenil «El hombre de los dos corazones» (2009). Escribe cuentos y crítica sobre cómic y novela gráfica; es autora del ensayo «El cómic hispánico» (2003), una imprescindible monografía aparecida en Cátedra y donde propone una interpretación de los cómics como factor cultural capaz de representar la modernidad masiva y popular del siglo XX. También es la responsable de una monografía sobre Chris Ware, uno de los gigantes del cómic independiente estadounidense gracias a su álbum «Jimmy Corrigan, el chico más listo del mundo».

Y es que el cómic es uno de los grandes intereses intelectuales de Merino, un tema del que habla con frecuencia desde su cuenta de Twitter y que está presidida por una imagen propia del viejo oeste norteamericano y donde aparece acompañada de su pareja Manuel Vilas, finalista de la última edición del Premio Planeta con «Alegría».

La tradicional velada literaria nacida para homenajear a Eugenio Nadal, en la que coincidieron autoridades con escritores, editores y agentes literarios, volvió a celebrarse como todos los años en el Hotel Palace de Barcelona. El jurado de esta edición estuvo conformado por Alicia Giménez Bartlett, Care Santos, Lorenzo Silva, Andrés Trapiello y Emili Rosales. La obra de Ana Merino se impuso entres las 351 presentadas. Brillaron géneros y temáticas diversas, con una especial presencia de la novela negra, aunque no tanto como para ganar este año.