La polémica campaña de Elvira Sastre contra la “pornovenganza”

La poeta simula la difusión de un vídeo personal de carácter sexual para concienciar sobre el acoso

“Hola a todos. Lo que tengo que contaros hoy ni es bueno ni es literario. Ni son buenas noticias ni nuevos proyectos. No es algo bonito”. Así inicia Elvira Sastre, poeta best-seller y ganadora del Premio Biblioteca Breve, un hilo de Twitter en el que ha denunciado la difusión de un vídeo personal de carácter sexual sin su consentimiento: “Hace unos años mantuve varios encuentros de carácter sexual con una persona con la que tenía cierta confianza. Fue divertido y experimental. Me doblaba la edad y le decía a todo que sí. Incluido grabarnos. Pasado el tiempo, perdimos el contacto y no he vuelto a saber más de ella”, relata la joven de 28 años. “Hace un par de semanas, me llegó uno de esos vídeos a través de una seguidora. Casi me da un ataque al verlo. Se me reconocía perfectamente. Al rato, otro mensaje con el mismo vídeo. Después otro. Y así llevo las últimas dos semanas. Quizá alguno de vosotros lo haya visto ya”.

“Otros tantos lo habréis compartido entre vuestros contactos. Seguramente una gran mayoría estará buscándolo de manera desesperada y morbosa en este mismo momento. No sé qué hacer. Ni a quién acudir. Estoy totalmente desesperada. Nadie me ayuda. Nadie hace nada. Estoy destrozada”. Un cuarto de hora después, el hilo continuó revelando la verdad a sus angustiados seguidores.

ESTO NO ME HA PASADO A MÍ. PERO SÍ A MUCHAS PERSONAS DIARIAMENTE. Este hilo forma parte de una campaña con AEPD. Quiero crear conciencia sobre esto y es más efectivo hacerlo con mi imagen. Os agradezco a todos el apoyo y la ayuda descomunal. Esas personas lo necesitan”.

La poeta continuó: “Todos conocemos casos. Algunos terminan en suicidio y otros en depresión. Todos sufren humillación y acoso. Y la culpa es del que graba, del que difunde, del que se ríe, del que no defiende. La culpa SOLO es de ellos. Pero existe una salida rápida: la AEPD ha creado CANAL PRIORITARIO: una plataforma en la que denunciar casos así que ordena la retirada inmediata de vídeos de contenido sexual o violento no consentidos y sanciona a quienes lo comparten”.-

La denuncia de la escritora se trataba de una campaña de concienciación en colaboración con la Agencia Española de Protección de Datos. La institución ha creado un canal prioritario para denunciar y solicitar la retirada de contenido sexual o violento que se publique en la redes sin consentimiento.

La redes, incendiadas por la situación, no tardaron en pronunciarse a favor o en contra de la controvertida polémica estrategia de marketing. Lo que sí ha sido es una maniobra certera, pues ha logrado su objetivo, generar impacto.