«Onán», no basta con quererse

Nacho Faerna estrena un título sobre las difíciles relaciones de pareja

De izda. a dcha., Patxi Freytez, Llum Barrera e Iñaki Miramón
De izda. a dcha., Patxi Freytez, Llum Barrera e Iñaki Miramón

Cuenta Nacho Faerna que Sanchis Sinisterra en sus talleres les prohibía escribir sobre la pareja por ser, según él, un tema agotado. Sin embargo, Faerna ha escrito «Onán», una obra sobre la relación matrimonial y los lazos que se mantienen, o no, a lo largo de una vida, «la historia de una pareja en crisis, imagino que como casi todas», explica. «Creo que aunque no digamos nada nuevo, debemos seguir hablando de ello para intentar buscar soluciones». Laura y Jaime llevan quince años juntos. Una tarde reciben la llamada del tutor del hijo adolescente de ambos. Quiere verlos porque el chico se salta las clases para encerrarse en el baño del instituto a masturbarse. «Onán», cuyo estreno absoluto será en el Teatro Cervantes de Alcalá de Henares, está dirigida por Fernando Soto y cuenta con Iñaki Miramón, Llum Barrera y Patxy Freytez en el reparto.

«No resulta fácil mantener en la pareja un amor para toda la vida», afirma Faerna. Por eso comparte dudas con Fernando Soto: ¿Hemos nacido para convivir siempre con otro o para estar solos? Y cuando queremos estar solos y lo logramos, ¿no empieza a aparecer la necesidad del otro? «Este es uno de los temas de la obra. A partir de la anécdota con el hijo, empiezan a hablar, a plantearse cosas que probablemente no son habituales hablar en pareja. ¿Qué debemos hacer, ser transparentes, contarse todo, mantener cada uno su parcela, mantener secretos y zonas oscuras? Lo difícil es el equilibrio –afirma–, ¿hasta dónde la confianza y la intimidad, dónde trazar esa línea de lo que debemos hablar o no? Todos tenemos experiencia de lo complicado que es, no hay fórmula mágica ni criterio, intentamos hacerlo bien, pero parece que algo falla».

Mantiene Faerna también, «que para experimentar el placer físico más intenso no necesitamos nada ni a nadie. Y si tenemos la satisfacción sexual al alcance de la mano, literalmente, ¿por qué complicarnos la vida explorando otras cosas? El placer sexual puede satisfacerse sin necesidad de la pareja, sin embargo, todos queremos una relación amorosa, aunque nos complique la vida. El problema es mezclar amor, confianza, afecto, complicidad, deseo... y conseguir que todo funcione siempre al mismo nivel. El amor tiene muchas variantes, algunas incluso incompatibles, así que primero habría que definir qué es amor, porque en la pareja puede significar cosas muy diferentes. En definitiva –concluye–, lo que aquí presentamos es a tres personajes en busca de amor, sea lo que sea eso».

Dónde: Teatro Salón Cervantes (Alcalá de Henares, Madrid).
Cuándo: hoy y mañana.
Cuánto: de 8 a 16 euros.