«Cuerdas»: No te acerques al perro

José Luis Montesinos, director del filme y Paula del Río, principal protagonista que interpreta a Elena, una joven tetrapléjica que vive una pesadilla, nos hablan de esta película de terror

Paula del Río interpreta a Ana, una joven tetrapléjica que vive una pesadilla por culpa de Athos, su perro
Paula del Río interpreta a Ana, una joven tetrapléjica que vive una pesadilla por culpa de Athos, su perro

Después de recoger más de un centenar de premios por sus cortometrajes, entre ellos el Goya y el Gaudí por «El corredor» (2015), José Luis Montesinos se embarca en su Opera Prima «Cuerdas», un filme de terror que el director define como un «thriller de supervivencia». Paula del Río interpreta a Elena, una joven tetrapléjica que debido a su traumático pasado, ha perdido las ganas de vivir. Su padre (Miguel Ángel Jenner) acondiciona la masía familiar para facilitar su existencia. Después de un terrible accidente, Elena quedará encerrada en la casa junto a Athos, un perro especialmente entrenado para ayudarla. Pero una extraña enfermedad convierte a su mejor amigo en su peor pesadilla.

Un filme con una fotografía claustrofóbica que bebe de clásicos del género como «Sola en la oscuridad» y «Monkey Shines» de George A. Romero en una unión fresca en el género, «es una película muy King», afirma Montesinos.

La limitación motora de Elena solo le permite mover la mano derecha, todo un reto interpretativo que Paula del Río afronta: «Hay dos cosas muy importantes con las que he tenido que trabajar. Una ha sido a nivel físico con la silla de ruedas y la otra es el arco interpretativo del personaje. Tuvimos dos meses de ensayos en los que tuve que practicar muchísimo porque no podía quedarme quieta, me movía muchísimo. Pero gracias al asesoramiento de Ana Suñé, una joven tetrapléjica, los ensayos e informarme a saco pude con ello. Desde el principio el personaje conectó conmigo. En el casting ya me sentía ella, fue un flechazo», expresa Paula del Río.

Athos, el perro que, a priori, debe ayudar a Elena, tiene un papel protagonista que imprime el filme de naturalidad por la falta de digitalización. «Nosotros queríamos una película realista. Creo que lo que da autentica terror es la situación que vive Elena. Para eso queríamos trabajar con animales reales. Es una película en la que se ha trabajado con animales de una manera que no se acostumbra sobre todo en el cine español. Requiere mucha preparación, no solo con la actriz que tiene que lidiar con los animales, el rodaje tenía que ser un juego para el animal, buscar los momentos oportunos», cuenta el director.

Montesinos confiesa que «el rodaje fue muy duro» por las dificultades para encontraron al inicio para buscar financiación y el poco tiempo que dispusieron para filmar escenas de gran dificultad y carga emocional. Pero el resultado y el excepcional trabajo interpretativo de Paula valieron la pena: «Trabajar con ella es muy fresco. Paula es una tía muy valiente que cogía cosas personales para regalárselas al personaje. Lo bonito es que te sorprendía con pequeños detalles, con una mirada, un gesto. A mí lo que más me gusta de esta profesión es dirigir actores y ella me lo ponía sencillo», asegura Montesinos.