Customizar: el futuro de la moda está en tus manos

Los diseñadores de moda han optado por agregar productos personalizados en sus colecciones. Saben que los clientes apuestan por “customizar” la ropa cada vez más.

Customizar es la palabra que se ha puesto de moda entre los diseñadores. Es la actividad de personalizar la ropa con complementos elegidos por el mismo cliente. Poco a poco esta tendencia se está convirtiendo en la norma por la necesidad de diferenciar las prendas dentro de una sociedad masificada con grandes industrias de producción incontrolable.

Diseñadores como el valenciano Dominnico se valen de productos clásicos que personalizan y agregan a su colección. El joven diseñador ha decidido personalizar con sus llamativos atuendos - que son tendencia entre grandes artistas internacionales como Rita Ora o Lady Gaga - a varias botas de la Compañía Art, que tiene 25 años en el mercado .

“Primero partimos de una base, - comenta el artista - y luego ya elegimos materiales, texturas, acabados y fornituras. Al final lo que vamos a hacer es como un styling de esas míticas botas de montaña. En mi caso, por ejemplo, que voy a customizar y les voy a dar como un aire nuevo.”

Con esa aproximación, las soluciones creativas de Domminico han logrado cautivar incluso a La Rosalia. La costumización es un avance que ha llevado su tiempo: la industria de la moda ha tardado en aceptar este concepto pero empieza a aceptar las grandes posibilidades abiertas por la personalización. No se trata solo de decorar, sino de añadir un sentido único para cada persona.

Franx de Cristal y Xavi Garcia, los diseñadores de “44 studio”, nos explican con sus prendas sin género, que la moda es en sí una lucha constante de reivindicación y que lo ideal es darle a las personas toda la libertad posible para sentirse cómodas y satisfechas.

“Nosotros siempre pensamos que lo ideal es que el propio cliente siempre se haga su estilismo, que haga suya la colección y que adapte a su propia estética y a su propio mundo la colección que nosotros creamos, por eso es importante para nosotros el no genero. Que seamos libres de elegir lo que queremos en todo momento.”

El no género es uno de los nuevos temas a los que se enfrenta la industria de la moda, así como la sostenibilidad y el compromiso con los valores corporativos, porque la moda ya no es solo una forma de vestir, es un grito social que reclama y reivindica muchas cosas. No cabe en el planeta ni una sola empresa que no comience a encajarse en las nuevas necesidades del mundo moderno.

David Méndez, el director creativo de “Outsiders division” habla un poco sobre estas importantes polémicas: “Creo que lo que nos toca es una responsabilidad social masiva, y nos tocaría consumir mucho mejor y probablemente dejar de producir, cancelar todas las semanas de la moda, dejar de expulsar tanta materia prima inservible al planeta, ¿no?”

Todos estos diseñadores tienen algo en común, han decidido colaborar con Art para complementar sus colecciones. No todo se encuentra a gran escala, también hay artistas más pequeños que utilizan productos y los adaptan de diferentes formas; como muestra de esto tenemos al talentoso Charlie Smits, un artista urbano que se dedica a personalizar cuanto encuentra con sus creativos diseños. Smits anima a todas las personas a que se atrevan a divertirse, porque personalizar un producto es darle un toque único y especial, expresar el mundo interno que se suele tener escondido pero es más fácil de mostrar de lo que parece, con algunos colores y mucha creatividad.