El 78% del sector cultural no confía en poder retomar su actividad con normalidad antes de verano

Según los datos revelados por la consulta urgente realizada desde la Fundación Contemporánea de La Fábrica, existiría una gran diferencia entre los temores del sector privado y los del público respecto a las consecuencias de la crisis en cultura

Desde que se decretara el Estado de Alarma a mediados del mes de marzo en España, la intensidad de la desestabilización económica originada en prácticamente la totalidad de los sectores como consecuencia de la crisis del coronavirus, lejos de disminuir su intensidad ha ido incrementándola progresivamente. En los últimos días cultura ha sido una de las áreas más mediáticas y destacadas, sobre todo a raíz de los recientes acontecimientos relacionados con las declaraciones del Ministro de Cultura José Manuel Rodríguez Uribes y su posterior reunión con todos los consejeros de Cultura de las Comunidades Autónomas y con la Federación Española de Municipios y Provincias para llevar a cabo la realización de un gran Pacto de Estado por la Cultura.

Siendo así las circunstancias y atendiendo a los criterios de urgencia en los que se encuentra en estos momentos la industria cultural, desde Fundación Contemporánea, la plataforma de encuentro, debate e intercambio de La Fábrica, han decidido llevar a cabo una exhaustiva consulta para analizar el impacto en el sector cultural del actual estado de alarma y poder estudiar las consecuencias posteriores a raíz de las conclusiones extraídas. Después de la realización de dos sesiones de trabajo telemáticas para orientar los parámetros de la encuesta con 19 profesionales destacados del sector entre los que se encontraban nombres como Mariano Barroso, Presidente de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, Miguel Falomir, Director del Museo del Prado; Rosa Ferré, Directora de Matadero Madrid; el Director General del Teatro Real, Ignacio García-Belenguer; Sonia Mulero, Directora de Fundación Banco Sabadell o el Director del Círculo de Bellas Artes de Madrid, Valerio Rocco entre otros muchos, pudieron concretarse los márgenes de la consulta antes de lanzarla a los encuestados.

Los resultados obtenidos tras preguntar a un total de 476 miembros del Observatorio de la Cultura integrado por profesionales de primer nivel del sector como escritores, artistas, directores y actores, músicos, arquitectos y creadores de todos los campos, revelan datos tan significativos como el hecho de que el 65% ha tenido que suspender definitivamente algunas actividades y el 68% ha pospuesto otras que espera realizar durante el año. Se percibe también un repunte de la tecnología en el ámbito tanto profesional como personal a juzgar por otros porcentajes como los que señalan que un 73% ha puesto en marcha alguna actividad digital en estas semanas con la intención de aportar entretenimiento y educación o un 67% ha podido continuar con su rutina laboral a través del teletrabajo, aunque con limitaciones considerables.

Asimismo, se advierte una previsión bastante desesperanzadora con respecto a la posibilidad de recuperación del sector ya que solamente el 13% considera que en 2021 se lograrán alcanzar los niveles de ingresos previos a esta crisis mientras que para el 87% restante, la recuperación se producirá más a largo plazo considerando un 11% que 2021 será peor que 2020. Tanto es así, que un 78% de los encuestados no espera poder volver a su actividad normal hasta el tercer trimestre del año.

Por otro lado, la previsión de pérdidas de ingresos estimadas arroja luz sobre las diferencias notables entre el sector público y el privado ya que mientras que de forma global el sector vaticina una pérdida del 36,5% de sus ingresos durante 2020, dentro del sector privado un 46% espera perder más de la mitad de sus ingresos anuales o la totalidad de ellos y un 27% ve un riesgo elevado o muy elevado de cierre o cese definitivo de actividad. Sin embargo, dentro del sector público, el 32% mantiene su presupuesto íntegro (solamente el 21% espera perder más de la mitad) y para el 60% el riesgo de cierre es bajo o nulo. Según estos datos, el sector privado considera que el nivel de riesgo y exposición que asume tras la crisis es porcentualmente mayor que el que va a tener que gestionar el sector público. Otra de las ideas que revela la consulta realizada y quizás la más unánime de todas es que sector cultural reclama en términos generales a las administraciones públicas medidas económicas urgentes para, en definitiva, poder tener el derecho de asegurar su supervivencia.

Medidas urgentes:

Entre las medidas de carácter político que solicitan los encuestados a corto plazo se encuentran el desarrollo de un plan de ayudas económicas extraordinarias a las industrias culturales que sea proporcional al peso en la economía del sector, la existencia de certidumbre respecto al calendario y las condiciones necesarias para reanudar la actividad o la inclusión de representantes de la cultura en la elaboración de planes de desescalada. Mientras que en las medidas que se demandan a largo plazo se incluyen, entre otras, la promoción de medidas fiscales (incluyendo la bajada del IVA cultural), la aprobación de un estatuto del artista que proteja de la precariedad a los creadores y trabajadores intermitentes o el refuerzo de la defensa ante la piratería de productos culturales digitales.