Las industrias culturales reclaman al Gobierno “medidas urgentes y específicas para el sector”

La reivindicación ha unido a exhibidores de cine, gremio de editores, asociación de videojuegos y de artistas

El coronavirus ha abierto varias crisis aparte de la sanitaria. Una de ellas es la cultural. Por eso, coincidiendo con el Día Mundial de la Propiedad Intelectual, se ha lanzado una campaña de sensibilización en las redes sociales para, como aseguran en un comunicado, "visibilizar el compromiso de los creadores y la industria de la música, el cine, libros-editorial y los videojuegos con la protección de la propiedad intelectual, el desarrollo sostenible y el medio ambiente, aprovechando el lema propuesto para esta edición por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual: “Innovar para un futuro más verde”.

Pero también eso esta coalición, en una tesitura como la actual, marcada por la Covid-19 y paliar el “impacto que para trabajadores y empresas del sector cultural, han tenido las medidas adoptadas”, ha decidido apelar al Gobierno, el Ministerio de Cultura y los poderes públicos para tomen para el sector medidas económicas como se ha hecho para otros sectores. Según ellos son “medidas específicas que permitan la sostenibilidad y recuperación del sector, apostando enérgicamente por la defensa y protección de los derechos de propiedad intelectual como recurso estratégico para nuestro país”.

Uno de los argumentos que sostienen es precisamente de índole económica. El sector cultural de nuestro país procura empleo a más de “704.300 personas, un 3,5% del total de trabajadores, según los datos del tercer trimestre del año de la Encuesta de Población Activa (EPA), representando cerca del 3% del PIB, lo que se traduce en 27.728 millones de euro”. Por esto reclaman "medidas urgentes y específicas para el sector”.

En esta iniciativa participan representantes del sector, como Luis Cobos, compositor y presidente de la Asociación de Artistas (AIE), Estela Artacho, presidenta de los exhibidores de cine (FEDICINE), Antonio María Ávila, director de la Federación del Gremio de Editores (FGEE), José María Moreno, director de la Asociación de videojuegos (AEVI), Carmen Linares, directora y productora y socia de EGEDA, Carlota Navarrete, directora de La Coalición, Paulo Santos, presidente de MAPINET, organismo portugués de defensa de los derechos de autor o el editor sueco Per Strömbäck. Ellos piden “proteger la propiedad intelectual como pieza esencial para fortalecer una sociedad más democrática, económicamente competitiva, generadora de empleo y medio ambientalmente responsable”.