El Gobierno prepara la lluvia de millones para la cultura

El Consejo de Ministros de hoy aprobará un paquete de ayudas para las artes que, a priori, están muy lejos de las pérdidas anunciadas por las industrias del sector

Han tenido que pasar más de 50 días de estado de alarma y de confinamiento para que el mundo de la cultura recoja medidas concretas para su sector. Acataron las medidas y cerraron desde el minuto uno. Callaron de inicio en vista de que lo importante, como siempre han defendido, es la salud, pero con el paso de los días empezó la inquietud, no se sentían escuchados y se propuso un parón de 48 horas, que no fue tal. Apenas llegó a 24, se paró en el momento en el que se logró el compromiso de una reunión que lo desbloqueara todo. Tal cita llegó el 17 de abril, horas de encuentro telemático con María Jesús Montero (Hacienda) y Rodríguez Uribes (Cultura y Deporte) de las que se sacó el compromiso de tomar iniciativas “urgentes”, se dijo, entre el 28 de abril y el 5 de mayo. La desescalada hizo imposible que el Consejo de Ministros abordara el asunto en el primer día, así que todo se aplazó a la segunda, hoy.

Con el Consejo reunido, las cifras que han trascendido son de todo tipo, aunque parece que llegarán a cerca de los 80 millones de euros para el sector. “Medidas generales para apoyar a empresas y trabajadores del sector cultural” que irán a música, artes escénicas, cine y librerías (de las artes visuales poco se sabe). El bloque, no pequeño, al que se destinará a mayor parte de los recursos parece ser el del teatro, danza, música, lírica y circo: algo más de 20 millones parece que irán para créditos a empresas que se engloben dentro del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (Inaem).

El siguiente paquete vendrían pensado para las salas de cine, a las que se tiene previsto regar con algo más de 13 millones que deberá gestionar el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA). Dependiendo del número de pantallas de exhibición, cada sala se podrá beneficiar de ayudas de 8.000 a 32.000 euros. Y respecto al sector de los libros, el Ministerio activará un mecanismo de ayudas que garantice “el apoyo al mantenimiento de las estructuras del sector librero y de la cadena de suministro del libro” y el crédito rondará cerca de los 5 millones destinado a “librerías independientes” (negocios que no tengan más de dos establecimientos).

A falta de que salga el ministro Uribes a concretar las medidas, los números que han salido están muy lejos de las pérdidas anunciadas por los diferentes ámbitos. Solo en el proceso de desescalada, la Federación de Cines de España (FECE) cifraba en 43,5 millones de euros mensuales las pérdidas (más los 100 millones acumulados durante todo el estado de alarma en el que han permanecido cerrados los centros. O los mil millones que aseguraba la Federación de Gremios de Editores de España que el mundo del libro iba a dejar de ingresar. Cifras que a lo largo de la mañana se sabrán con certeza, pero que deberán tener en cuenta la importancia dentro de un PIB en la que aportan cerca del 3%.