El milagro de Dunkerque

La Operación Dinamo comenzó el 26 de mayo y finalizó el 4 de junio de 1940

Thumbnail

El 26 de mayo de 1940 el Primer ministro británico, Winston Churchill, da luz verde a la Operación Dinamo con el objetivo de rescatar y evacuar a las tropas aliadas retenidas en Dunkerque. La operación, dirigida por el mariscal británico John Bereker Gort, concluiría con insospechado éxito el 4 de junio.

La playa de Dunkerque, una de las de mayor extensión de Europa, fue el escenario del despliegue del ejército británico. Con el objetivo de rescatar de los nazis a los soldados de la Fuerza Expedicionaria Británica (BEF) y a todos los combatientes aliados , Lord Gort tuvo claro que la evacuación era la mejor arma para poder salvar el mayor número de soldados posible.

Entre el 24 y el 26 de mayo de 1940 se frena el avance de las temidas divisiones Panzeer alemanas. La inexplicable decisión de Hitler permitiría la evacuación de Dunkerque, abortando la más que probable derrota de las fuerzas británicas.

La evacuación de Dunkerque supuso un esfuerzo heroico y un éxito logístico. En poco más de seis días se había evacuado a un total de 338. 872 combatientes, 215. 787 de los cuales eran británicos y otros 123. 095, belgas y franceses

El 4 de junio, en el Parlamento británico Winston Churchill se dirigió a la nación: “Llegaremos hasta el final. Lucharemos en Francia. Lucharemos en los mares y océanos, lucharemos con confianza creciente y fuerza creciente en el aire. Defenderemos nuestra isla, al precio que sea. Lucharemos en las playas, lucharemos en los aeródromos, lucharemos en los campos y en las calles. Lucharemos en las colinas. No nos rendiremos jamás, y si esta isla, cosa que no creo de momento, o una parte importante de ella fueran sometidas y pasaran penurias, nuestro imperio allende los mares, armado y protegido por la Flota Británica, continuará la lucha”.