Teatro

Otro festival confirmado: Olmedo (y su cigüeña)

La Corrala Palacio del Caballero abrirá su escenario del 24 de julio al 2 de agosto

Imagen de "Las mocedades del Cid" en la Corrala Palacio del Caballero, en Olmedo
Imagen de "Las mocedades del Cid" en la Corrala Palacio del Caballero, en OlmedoPío BaruquePío Baruque

Cada nuevo día trae un paso más en la normalidad teatral. Si la semana pasada se confirmaban Almagro y Mérida, hoy el Festival de Olmedo ya es un hecho. Si otros años teníamos todo julio para viajar de cita en cita, en este 2020 se concentra todo en la segunda quincena, y dentro de estas dos semanas, la Villa del Caballero ha confirmado la apertura de su Corrala Palacio del 24 de julio al 2 de agosto.

“No queríamos perdernos la cita. Durante los meses de encierro hemos estado muy pendientes de que se abriera el mínimo resquicio de esperanza para salvar el festival, aunque no fuera en las condiciones ideales que se merecía un número de edición tan redondo, la decimoquinta, y cuya programación de espectáculos teníamos prácticamente cerrada. Queríamos expresar con hechos nuestro deseo de que el teatro levantara la cabeza cuanto antes: nos lo debemos a nosotros mismos, que creemos en su necesidad y conocemos su fragilidad, y, sobre todo, se lo debemos a las gentes que han puesto en él sus vidas y que van a estar entre los principales afectados de este mal sueño”, recuerdan desde la organización.

El equipo liderado por Benjamín Sevilla reconoce que “la posibilidad de que el festival se celebrara pasaba por retrasarlo lo más posible y reducirlo, a su vez, lo menos posible, pero con realismo”. De esta manera, se ha programado seis espectáculos que se podrán ver los viernes, sábados y domingos de esas dos semanas entre el 24 de julio y el 2 de agosto sin haber “tocado lo más mínimo la calidad de los espectáculos y de sus responsables”, puntualizan.

Otra de las normas de esta nueva etapa es la seguridad, por lo que, como explican desde el festival, “ha sido empeño fundamental ofrecer un certamen con todas las garantías sanitarias para el público, las compañías y los equipos técnicos. No ahorraremos esfuerzos en seguir escrupulosamente toda la normativa prescrita por las autoridades sanitarias del Estado y de la Comunidad sobre aforo, desinfección, prevención y acondicionamiento, así como sobre el debido control para evitar aglomeraciones observando las medidas de higiene adecuadas para prevenir los riesgos de contagio”.

El lema elegido para este verano “especial”, como lo denominan, es “Clásicos, al aire, libres”: “Un juego de palabras con el que se pretende decir varias cosas, y cuantas quiera entender quien lo lea: desde que es el momento de sacar ya a los clásicos de su confinamiento y que sean libres, y nos hagan libres con sus lecciones, hasta que el festival cuenta a su favor con que ese reencuentro puede producirse al aire libre, y no es metáfora ya sino constatación de una circunstancia favorable para disfrutarlos con salud”.

Y, en complicidad con el lema, el cartel del evento presenta al animal que se ha adueñado de esas noches en la Corrala Palacio del Caballero: la cigüeña de Olmedo, que ya suma catorce años presidiendo el festival desde lo alto de la almena. Ya lo dejó firmado Lope en sus “Rimas”: “Ya la piadosa cigüeña / sus viejos padres acoge”. “A ella nos acogemos para este regreso a las experiencias compartidas que hacen que seamos más felices y mejores”, afirman en Olmedo.