¿Se puede castigar a John Wayne por unas declaraciones machistas hechas en 1971?

Piden retirar la estatua y el nombre del actor del aeropuerto de Orange County por unas afirmaciones racistas y homófobas realizadas en una entrevista en "Playboy"

En la revisión de símbolos, nombres y estatuas que está llevando a cabo Estados Unidos tras los disturbios raciales aparece ahora un nuevo debate. El Partido Demócrata de Orange County (California) ha puesto en duda la idoneidad de la figura del actor John Wayne, que da nombre al aeropuerto local, donde también se erige una estatua del actor. Los políticos consideran que el actor hizo comentarios racistas e intolerantes por lo que piden que se retire la efigie y el nombre del aeródromo vuelva a ser el originario.

La presidenta del partido en el condado, Ada Briceño, impulsora de la iniciativa, explicó que se enmarca en un clima político en el que se han llevado a cabo otras decisiones como la tomada en el estado de Mississippi, que eliminó el emblema confederado de la bandera oficial del estado. La polémica está suscitada por unas declaraciones que el actor realizó en una entrevista de 1971 con la revista “Playboy”, donde dijo: “Creo en la supremacía blanca hasta que los negros sean educados hasta un punto de responsabilidad”, y agregó: “No me siento culpable por el hecho de que hace cinco o diez generaciones estas personas fueran esclavizadas”. Con respecto a los nativos americanos, afirmó que no sentía remordimientos por el trato que se les había dado en la que era realmente su tierra de origen: “Había un gran número de personas que llegaron y que necesitaban nuevas tierras, y los indios estaban tratando egoístamente de quedarse con ellas. El tan llamado robo de su país fue simplemente una cuestión de supervivencia”.

Para Briceño, “sus puntos de vista racistas y homófobos no se ajustan a los valores del Condado de Orange ni de nuestro país”. Sin embargo, el Partido Republicano del Condado anunció su oposición a un cambio de nombre. “Mejor aseguramos nuestra libertad manteniendo nuestra historia frente a nosotros”, dijo el presidente del partido, Fred Whitaker, en un comunicado. “No hay hombres perfectos, pero hay muchos a quienes debemos una deuda de gratitud, independientemente de sus imperfecciones”. El presidente estadounidense Donald Trump también se opuso a la medida, que calificó de “estupidez”.

El hijo de Wayne dijo en un comunicado que su padre “no era racista”. “No hay duda de que las palabras pronunciadas por John Wayne en una entrevista hace 50 años han causado dolor y enfado”, dijo Ethan Wayne. “A él también le dolió cuando se dio cuenta de que sus verdaderos sentimientos se habían transmitido erróneamente”, aseguró su hijo. “Si John Wayne estuviera aquí hoy, estaría a la vanguardia exigiendo equidad y justicia para todas las personas”, añadió el joven Wayne. “Él habría sacado a esos oficiales de George Floyd, porque eso era lo correcto. Defiende el derecho de todos a protestar y trabajar por el cambio“. Algunos dudaban de que comentarios realizados hace medio siglo pudieran descalificar la figura del actor. Para otros, es un mal ejemplo de los valores que se quieren transmitir en la actualidad.