Carmen Thyssen nombra a su hijo Borja nuevo patrono del Museo Thyssen-Bornemisza

La entrada del hijo de la baronesa coincide con la dimisión del jurista Miguel Satrústegui por desavenencias con la manera de llevar la renovación de la prórroga de la colección. Cultura ha emplazado a un encuentro a las partes implicadas en la negociación que se producirá en los próximos días

El patronato que se celebró el jueves en el Museo Thyssen-Bornemisza no fue una reunión cualquiera. Primero, porque era la primera que se celebraba tras la pandemia (se debía de haber realizado antes; sin embargo, el confinamiento obligó a retrasar el encuentro), lo que implicó que algunos de sus miembros no estuvieran presentes físicamente sino de manera telemática. Lo segundo porque se produjo un abandono y una entrada, ambos con carácter bastante significativo. La salida fue la de Miguel Satrústegui, un hombre vinculado a la negociación de la renovación y del préstamo y que según ha podido saber este diario no estaría del todo conforme con los acontecimientos y movimientos de los últimos meses.

Por otra parte se habría producido la entrada como miembro del patronato del hijo mayor de la baronesa, Borja-Thyssen, vicepresidenta del patronato, un viejo anhelo de su progenitora que por fin puede hacer realidad y que formaría así parte de ese selecto grupo de personas entre las que se encuentra también Francesca Thyssen, hija del fallecido barón.

Durante los últimos meses el préstamo de la colección de Carmen Thyssen ha generado un buen puñado de titulares. La renovación debía haberse producido a fines de marzo, aunque dada la excepcional situación se decidió extender el plazo hasta el 31 de septiembre, la decimosexta prórroga que se produce. De esa colección 425 obras actualmente la conocida como la joya de la corona, “Mata Mua”, de Paul Gauguin, óleo de 1892, no formaría parte ya debido a una cuestión de silencio administrativo, y otros tres lienzos, de Monet, Degas y Edward Hopper, habrían sido prestado o incluso tiene posibilidades de salir a la venta. ¿Y la obra de Gauguin? La baronesa ha asegurado por activa y pasiva que no desea venderlo “pero que las circunstancias son las que son- Que el cuadro vuelva a formar parte de la negociación depende del Ministerio de Cultura”, declaró a este diario.

El Patronato, según consta en la página web del museo, “es el máximo órgano de gobierno de la Fundación y está conformado por doce patronos: cuatro en razón de su cargo (Patronos ex-officio: el Ministro de Cultura y Deporte, que ostenta la Presidencia, y otros tres altos cargos de los Ministerios de Cultura y Hacienda), cuatro nombrados por el Consejo de Ministros mediante Real Decreto (Patronos del Gobierno) y cuatro nombrados por la familia Thyssen-Bornemisza, de entre los cuales la Baronesa Thyssen-Bornemisza ostenta la Vicepresidencia con carácter vitalicio”. A día de hoy no se había modificado en la web el organigrama de los miembros que conforman este órgano. Es decir, figuraba aun Miguel Satrústegui y no aparecía la entrada de Borja Thyssen