Trump: un presidente como género literario

Una avalancha de libros radiografían al presidente de los Estados Unidos, mientras sus abogados tratan de parar algunos, entre ellos, el de su propia sobrina

U.S. President Trump and first lady Melania Trump attend South Dakota's U.S. Independence Day Mount Rushmore fireworks celebrations at Mt. Rushmore in South Dakota
Donald Trump observa ayer maniobras aéreas en la festividad del 4 de julio en el monte Rushmore de Estados UnidosTOM BRENNERReuters

No es extraño que una presidencia genere bibliografía, por lo general extensa, al final del mandato. Lo que no resulta tan frecuente es que nos encontremos con tantos libros sobre un presidente cuando todavía no ha salido de la Casa Blanca. Eso es lo que está pasando con Donald Trump, que se está convirtiendo en el género literario favorito del sector editorial de su país. La Administración Trump ya nos ha sido descrita en dos espléndidos libros periodísticos por Michael Wolfe («Fuego y furia») y Bob Woodward («Miedo»), ensayos que obtuvieron un espectacular éxito de ventas, además del respaldo de la crítica.

A ellos les han seguido algunos de los muchos colaboradores del presidente, que han visto cómo perdían sus empleos por sus muchas y diversas discrepancias con Trump. En este sentido, el de James Comey, quien fuera director del FBI, era uno de los que generó más polémica al ahondar en las turbias relaciones del presidente con Rusia y la investigación sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton. Otra colaboradora de Trump, ésta llegada de la televisión, Omarosa Manigault Newman, también trazó un relato sobre las interioridades de la Casa Blanca, aunque solamente ha vendido 100.000 ejemplares. Pero ha sido en las últimas semanas cuando Trump como género literario ha logrado dos de los títulos más impactantes. Su protagonista ha hecho lo imposible por evitar que llegaran a las librerías, hasta el punto de pedir el secuestro de las respectivas ediciones.

El que fuera asesor de Seguridad, John Bolton, ha escrito en un tiempo récord su memoria sobre su paso por la Casa Blanca en «The Room Where It Happened», es decir, la habitación donde ocurrió. Ya es el libro más vendido en Estados Unidos. En sus 578 páginas tenemos datos tan jugosos como que Trump ha buscado en China apoyo para consolidarse cuatro años más en el Despacho Oval. Bolton también nos informa, por ejemplo, que a Trump le parecía una idea «genial» invadir Venezuela, aunque finalmente fue persuadido por Vladimir Putin. Gracias al libro también podemos conocer que no sabía que Reino Unido es una potencia nuclear.

La otra propuesta editorial ha venido directamente desde la propia familia del presidente. Su sobrina, Mary Trump, es la autora de «Too Much and Never Enough: How My Family Created the Worls Must Dangerous Man» («Demasiado y nunca suficiente: Cómo mi familia creó al hombre más peligroso del mundo»). Después de haber estado bloqueado por un juez de Nueva York, finalmente el libro verá la luz en pocos días. Suele ser habitual que un presidente al dejar el cargo escriba sus memorias. Sin embargo, a este paso será difícil que Donald Trump pueda decir algo nuevo si es que le llega este encargo. No lo tendrá fácil, aunque él mismo sea ya un género literario.