Jim Carrey se quita la máscara en una novela autobiográfica

El actor publica un libro en el que realiza "un viaje al corazón de esa fábrica de sueños que es Hollywood", explica

Tocó el cielo de la fama allá por finales de los 90. Sin embargo, con la perspectiva del tiempo, Jim Carrey reconoce que la vida después del éxito “no es nada fácil”. Así lo cuenta el actor de las imitaciones y sus muecas imposibles en su novela autobiográfica “Recuerdos y desinformación”, un título que hoy se ha publicado en inglés y que habrá que esperar hasta finales de agosto (el día 25) para la edición traducida al castellano (editada por Temas de hoy).

Todo “un viaje al corazón de esa fábrica de sueños que es Hollywood”, anticipa la editorial de un libro que no excluye a los “agentes despiadados y sus vulnerables y frívolas celebridades”. “Una desafiante novela semiautobiográfica en la que lo real y lo imaginario se trenzan hasta explotar”, continúa la nota de Prensa de “una valiente reflexión sobre el privilegio, la amistad, el amor, la adicción a la relevancia y la búsqueda del sentido en la vida”.

La novela, coescrita por el actor y Dana Vachon, comienza con Carrey tumbado en la cama viendo Netflix. Completamente solo y hundido. Ni siquiera los consejos de su mejor amigo, Nicolas Cage, consiguen sacarle de la depresión: “Nada de esto es real, pero todo es verdad”, asegura Carrey.

De esta manera, la novela llega tres años después del estreno de “Jim y Andy” un documental en el que el actor se alejaba de los personajes histriónicos que le dieron la fama y más bien relataba el descenso al infierno del propio Carrey: “Creo que hay un personaje que ha estado interpretando toda mi vida, en realidad no soy yo”, en un discurso con mucho de filosófico y alejado de sus habituales bromas. Una muestra de una compleja personalidad que también se refleja en su novela.