Así han cambiado las canciones del verano

Aunque la de 2020 todavía no se conoce, no hay verano sin canción: algunas buenas, otras horribles pero todas asociadas a la playa y las bajas exigencias artísiticas

El cantante Georgie Dann, una de las estrellas de la historia de los veranos
El cantante Georgie Dann, una de las estrellas de la historia de los veranosGeorgie Dann

Llega, por fin, el verano de 2020. Con incertidumbre, con miedo, pero como un bálsamo que alivie un año especialmente duro. Hacemos un repaso a las mejores canciones del verano. Empezamos por dos recientes un viaje que no sabemos adónde llevará.

“Despacito”, de Luis Fonsi (2017)

Fue una completa locura. Basta decir que lleva más de 6.000 millones de reproducciones en YouTube

“El anillo”, Jeniffer Lopez (2018)

El anillo, ¿p’a cuándo?

“Bailando”, de Enrique Iglesias (2013)

Aliándose con el reguetón, ya se veía venir.

“Waka Waka”, de Shakira (2010)

La incluimos por motivos obvios.

“Aserejé”, de Las Ketchup (2002)

No hay verano sin coreografía

“La bomba”, de King Africa (2000)

¿Año 2000? No lo parece.

“Hay que venir al sur”, Raffaela Carrá (1978)

Un mensaje claro. Y ojo al vídeo oficial

“Me colé en una fiesta”, Mecano (1982)

Un clásico de los 80.

“La macarena”, Los del Río (1996)

Éxito internacional que incluso tuvo un remake en 2019.

“Yo quiero bailar” Sonia y Selena (2002)

Un tema injustamente infravalorado.

“Un rayo de sol”, Los Diablos, (1970)

Clasicazo.

“A quién le importa”, Alaska y Dinarama (1986)

Indiscutible himno para el verano y el invierno.

“Escuela de calor”, Radio Futura (1984)

Seguramente la mejor canción de verano de nuestra historia. Y un videoclip a la altura.

“Mediterráneo”, Los Rebeldes (1988)

No hay verano sin Mediterráneo.

“El chiringuito”, de Georgie Dann (1988)

Es el rey del género. Controla el léxico y el ritmo.

“Amigos para siempre”, de Los Manolos (1992)

Himno de unas Olimpiadas, recuerdos de un tiempo.

“Que la detengan”, de David Civera (2002)

Fue, aunque cueste creerlo, la canción de no hace tantos veranos.

“Sopa de caracol”, de Banda Blanca (2001)

No se sabe si es en español, pero el título sugiere que sí.