Crítica de “Ofrenda a la tormenta”: Un baztán apoteósico ★★★✩✩

Marta Etura vuelve a protagonizar la última entrega de la Trilogía del Baztán
Marta Etura vuelve a protagonizar la última entrega de la Trilogía del BaztánImdbImdb

Director: Luiso Berdejo. Guión: L. Berdejo a partir de la novela de Dolores Redondo. Intérpretes: Marta Etura, Imanol Arias, Leonardo Sbaraglia.España, 2020. Duración: 90 minutos. Thriller.

Todo es denso, asfixiante, oscuro, en la trilogía de Dolores Redondo. Todo en esa narrativa de la autora parece desprender humedad, que golpea a la par que la lluvia atronadora, igual que un torrente, que la letanía de las tradiciones más atávicas y espantosas. Todo chorrea, todo empapa y ensucia.Y debajo de los adoquines, debajo de la tierra misma, hay también más pasado líquido y ominoso, sangre, sangre seca e inocente que, aunque invisible para los ojos de los extraños, sigue palpitando y exige venganza. La película que cierra las obras del Baztán (tras «El guardián invisible» y «Legado en los huesos») basadas en las novelas de Redondo nos trae de nuevo a la inspectora Amaia Salazar (imprescindible Marta Etura), que hace un tiempo se enfrentó a su madre. Pero, aun cuando todos (la Guardia Civil, el juez Markina, los compañeros de la propia agente) dan por cerrado el caso, ella la siente cerca y viva. Sí, el arranque del filme no puede resultar más horrible: alguien asfixia a un bebé de pocos meses en la propia cuna y que esconde los crímenes de muchos otros así como una cadena de aparentes suicidios y actos impuros. En medio de una atmósfera acertada e impecablemente claustrofóbica y fatalista, Salazar intenta desenredar la madeja mientras sigue sin conseguir conciliar su trabajo con una vida personal, aunque ya haya tenido un hijo, que podría desmoronarse como la pequeña y muda sociedad que la rodea. Una comunidad, aquella, la del valle, llena de muertes, de secretos y de una nauseabunda ambición.

Lo mejor: Se trata de un final claustrofóbico, denso, oscuro, y más que digno para la trilogía

Lo peor: Suele suceder con las sagas: quien no haya visto las anteriores se puede sentir perdido en algún punto