¿Quién es Monique Borelli, la soprano que ha muerto apuñalada por su hijo?

Tras una fuerte discusión familiar el joven asestó a su madre, de 59 años, varias puñaladas cerca del corazón que le causaron la muerte horas después

La muerte de Borelli ha causado una gran conmoción en la lírica francesa
La muerte de Borelli ha causado una gran conmoción en la lírica francesaLA RAZÓNLA RAZÓN

La noticia ha conmocionado al mundo de la lírica, sobre todo en Francia, donde la artista era muy querida. Monique Borelli, soprano nacida en Hyères, ha fallecido tras las puñadas de su hijo, un joven de 18 años, después de mantener una fuerte discusión. Ella tenía 59 años y al ver la gravedad de las heridas el marido la traslado inmediatamente a un hospital. La disputa que devino en tragedia sucedió en la casa de la familia, en Châteauneuf-le-Rouge, cerca de Aix-en-Provence (Bocas del Ródano). La artista y su marido supuestamente habrían acusado a su hijo de robarles dinero antes de que este se hiciera con un cuchillo y los atacara.

El joven propinó un golpe superficial a su padre antes de emprenderla con golpes y patadas. Después atacó a su madre con un arma blanca en la región del corazón. La fiscalía de Aix-en-Provence ha abierto una investigación judicial. El joven permanece en prisión y está vigilado de cerca por posibles problemas psiquiátricos. El quid de la cuestión es saber si el apuñalamiento se debió a un brote psicótico o si el joven es propenso a sufrir problemas mentales.

Intérprete mozartiana

Borelli se inició en la música a una edad muy temprana y aprendió a tocar el saxofón y el piano. Su tipo de voz le permitía abordar los papeles que requerían una gran agilidad técnica, como La reina de la noche en “La flauta mágica” de Mozart u Olympia en “Los Cuentos de Hoffman”. Graduada del Conservatorio de Marsella y premiada en el Conservatorio de Niza, fue una interesante intérprete del repertorio barroco, la opereta y las obras mozartiana. Dos veces finalista en el concurso internacional de Marmande en 1998 y 1999, recibió el primer premio del Foro Lyrique Arlésien en 2001. Comprometida con su región, enseñó canto dentro de la asociación Les Chemins de la Voix, dentro de de una escuela de música en Aix-en-Provence y en el Conservatorio de la Ciotat.