Muere Alan Parker, director de “El expreso de medianoche” o “Evita”

El cineasta británico ha fallecido a los 76 años después de una prolongada enfermedad

Alan Parker, autor de clásicos como “El expreso de medianoche”, “Evita” o “Fama”, ha fallecido a los 76 años, según informó este viernes una portavoz del cineasta. La fuente explicó en un comunicado enviado en nombre de la familia que Parker falleció tras una “larga enfermedad”. El director de cine y guionista, nació en Londres, Gran Bretaña, el 14 de febrero de 1944. Al igual que sus compatriotas Ridley Scott y Hugh Hudson, comenzó su carrera en el campo de la publicidad, realizando más de 500 spots televisivos. Esta fue su oportunidad para aprender cine en un país como Gran Bretaña, donde la industria cinematográfica está tan deprimida y la televisión se constituye como la única escuela. Trabajó durante los años 1968 a 1978 en la cadena de la BBC.

En 1969 realizó el guión del espacio “Melody”. Luego, desde 1972 unió a la anterior faceta de escritor de guiones la de realizador de sus trabajos, como: “No hard feelings” (1972), “Our cissy” (1973), “Footsteps” (1973). En esta época realizó para la BBC la serie “The Evacuees” (1974), sobre unos niños judios durante la II Guerra Mundial. Parker considera que su experiencia televisiva le ha servido sobre todo para adquirir un ritmo difícil de conseguir por realizadores que sólo se mueven en el terreno cinematográfico.

La serie "The Evacuees" consiguió el Emmy, máximo galardón televisivo, y un premio de la Academia Británica. Entonces, impulsado por el éxito, Parker comenzó el rodaje de su primera película, "Bugsi Malone" (1975), un musical satírico que cuenta la vida del nieto de Al Capone y está totalmente protagonizado por niños. El film fue elegido para representar a Gran Bretaña en el Festival Internacional de Cannes de 1976. "Bugsi Malone", de cuyo guión él es el autor, consiguió ocho nominaciones de la Academia Británica y obtuvo cinco premios más.

Una faceta desconocida del director británico era la de novelista. En 1977 obtuvo un gran éxito con su obra “Puddles in the lane”. Muchas de su películas están basadas en sus propias narraciones. Ante el escaso mercado británico, Parker decidió marcharse a los Estados Unidos, donde la industria cinematográfica está en auge, y allí, bajo la producción de David Putman, hoy directivo de la Columbia, consiguió filmar su primera superproducción, “El expreso de medianoche”, en la que narra la historia de un norteamericano que es encarceldo en Turquía por tráfico de drogras. Esta fue estrenada en 1979.

Con su patético reflejo de las cárceles turcas, “El expreso de medianoche” consiguió dos Oscars, uno de ellos al mejor director, seis Globos de Oro y siete premios de la Academia Británica. Al año siguiente, la filmografía de Parker volvería a dar un giro, con la historia de los jóvenes neoyorkinos que asisten a una escuela de arte dramático situada entre Harlem y el Bronx, “Fama” es un musical que pretende mostrar “el sueño del momento del éxito y el miedo permanente a quedar en la sombra”, según sus propias palabras. “Fama” consiguió dos Oscars, fue llevada a la televisión y consagró a Parker como un gran director ecléctico capaz de dominar cualquier género cinematográfico.

Después de un film que tuvo poca repercusión, “Donde hay cenizas”, dirigió “El muro”, con el grupo musical Pink Floyd y, en 1981, “Después del amor”, una película intimista que trata de los problemas internos de una familia, con Diane Keaton y Albert Finney como protagonistas. Su siguiente film, “Birdy” (1984), trata los desarreglos mentales de un joven, ex combatiente en Vietnam, cuyo único interés son los pájaros consiguió el Gran Premio Especial del Jurado de Cannes en 1985.

En 1987 estrenó “El corazón del ángel”, una historia que mezcla la trama negra con el vudú y cuyos protagonistas son Robert de Niro y Michael Rourke. Su siguiente trabajo fue “Arde Mississippi” (1988), película sobre la lucha por los derechos civiles en el sur de Estados Unidos en 1964, en el que tres jóvenes idealistas (dos blancos y un negro), que habían estado detenidos por la policía, mueren asesinados por el “KKK”. Esta contó como principales protagonistas con Gene Hackman y Willem Dafoe.

En diciembre de 1988 este filme recibió cuatro premios de la organización norteamericana “National’s Board of Rewiew” (mejor película, mejor actor -Hackman-, mejor actriz de reparto -Frances McDormand- y mejor director -Parker-). Meses después, en febrero de 1989, consiguió en Berlín en Oso de Plata al mejor actor (Hackman). Después de haber sido nominada para cuatro Globos de Oro en enero de 1989, de los que no consiguió ninguno, en marzo de ese año, “Arde Mississippi”, fue candidata a siete Oscar, pero la Academia sólo le otorgó el premio a la mejor cinematografía. Luego, en mayo de 1990, presentó en el Festival de Cannes su película “Came see the Paradise”, en la que cuenta la historia de los campos de concentración para ciudadanos estadounidense de origen japonés en Estados Unidos durante la segunda Guerra Mundial.

En 1991 rodó “The Commitments”, sobre un grupo de música “soul” de Dublín. Al igual que de “Fama”, de ésta se empezó a rodar en 1991 una serie para televisión. En enero de 1992 consiguió el premio Peter Seller a la mejor comedia británica por esta película, que también fue la gran triunfadora, en marzo de 1992, en la gala de la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y Televisión (BFTA), en la que recibió los premios a la mejor película, a la mejor dirección y al mejor guión adaptado. Tras una pausa en su trabajo que duró años regresa en 1994 con el filme “The road to Wellville” . Dos años después dirige el musical basado en la vida de Eva Perón “Evita” protagonizado por Madonna y Antonio Banderas, este último en el papel del Che Guevara.

Su siguiente filme fue “Angela´s Ashes” (Las cenizas de Angela, 1999) basado en el éxito editorial de Frank Mc Court y protagonizado por Emily Watson. Refleja la Irlanda de los años 30 y cuenta la historia de una familia irlandesa que emigra de Estados Unidos a su pais natal después de la muerte de la menor de sus hijas, Angela, aunque a su llegada no son muy bien acogidos y no encuentran trabajo por lo que sus condiciones de vida empeoran. Durante el rodaje de “Las cenizas de Angela”, Alan Parker fue galardonado con el Premio a toda una carrera por la Asociación de Directores de Gran Bretaña.

Entre otras distinciones posee la de Comendador de la Orden del Imperio Británico. Desde 1998 es presidente del Consejo de Dirección del Instituto de Cine Británico. En verano de 1999 fue nombrado presidente del Film Council. En julio de 1966 contrajo matrimonio con Annie Inglis, con la que tuvo tres hijos y una hija. Después de 25 años de matrimonio, el 6 de enero de 1992 un tribunal londinense aceptó la solicitud de divorcio presentada por su mujer, quien alegó que el director había cometido adulterio con la estadounidense Lisa Moran, informa Efe