¿Quién fue el hombre que ordenó el lanzamiento de la bomba atómica en Hiroshima?

Se cumple hoy el 75 aniversario del primer ataque nuclear sobre una ciudad habitada

FILE PHOTO: Smoke billows after an atomic bomb was dropped on Hiroshima
Explosión de la bomba que se arrojó sobre Hiroshima FOTO: US ARMY Reuters

La reciente explosión en Beirut, con su nube de humo morada y su onda expansiva, nos recordó ligeramente el peligro de la química para la supervivencia de la humanidad. Pero esa desgracia fue, al parecer, un accidente. Mientras que en otros momentos de la historia la civilización ha puesto de su parte para autodestruirse usando componentes nucleares. Así fue en Hiroshima hace 75 años.

El 6 de agosto de 1945, el avión estadounidense Enola Gay se acercaba a la ciudad japonesa portando una bomba elaborada dentro del Proyecto Manhattan liderado por Robert Oppenheimer. El nombre de este arma nuclear se llamaba “Little boy”, una muestra de ese humor irónico que caracteriza a los norteamericanos.

La boma sirvió para poner punto y final a una tragedia, la Segunda Guerra Mundial, pero el coste fue demasiado elevado. Murieron más de 100.000 personas y alrededor de 130.000 resultaron heridas. Claro que las cifras nunca se podrán conocer de verdad porque los componentes químicos que desplegó la bomba afectaron a la salud de casi toda la población, adelantando la muerte de un número incontable de personas.

Los historiadores se han preguntado constantemente si lanzar la bomba atómica era realmente necesario para acabar con la Segunda Guerra Mundial. Lo cierto es que Estados Unidos ya avanzaba a toda prisa hacia la victoria y la batalla se hubiese acabado más pronto que tarde con la invasión del archipiélago japonés. La duda es si se hubiesen perdido más vidas en este ataque o con el arma nuclear. La invasión era lo previsible, lo normal y lo que hizo Truman al usar la bomba fue aprovechar la ocasión para demostrar el verdadero poder de EE UU a la Unión Soviética, su rival en la etapa histórica que se abría pasado, la Guerra Fría.

75 años después del bombardeo de Hiroshima, el mundo mantiene el miedo a las armas nucleares, los pactos que intentan evitar su utilización siguen sin ser unánimes e, incluso, hace un año (el 2 de agosto de 2019), EE UU se retiró del Tratado de Fuerzas Nucleares de Rango Intermedio que mantenía con Rusia. Además, Irán, la otra gran potencia nuclear junto a los norteamericanos y los rusos, no termina de firman ningún acuerdo que formalice que sus investigaciones y pruebas no tienen un fin bélico. El mundo entero se pregunta si la estupidez más grande de la historia de la humanidad, la perpetrada en Hiroshima, se volverá a repetir y con peores resultados.