El Teatro Real reducirá su aforo hasta el 65%

Después de la polémica provocada el pasado domingo, la institución comienza de inmediato a aplicar las medidas “alternativas” que venía anunciando

Apenas un día después de anunciar “medidas alternativas” que pasarían por echarle “más imaginación y esfuerzo”, el Teatro Real ha anunciado que reducirá el aforo de sus espectáculos hasta el 65%. Esto es, un 10% inferior al 75% que exige la normativa de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y una medida que, de facto, ya se estaba aplicando en la propia institución por el propio ritmo de compra de entradas. Fuentes del propio Teatro Real han comunicado que se están poniendo en contacto con los asistentes al espectáculo de este mismo miércoles 23 de septiembre, el primero tras la inaudita cancelación, para informarles del nuevo protocolo de aforo y de las medidas de seguridad que se tomarán para evitar un episodio similar al del domingo.

Queda por saber, eso sí, si la reducción de aforo se aplicará a cada zona acotada como pedían los espectadores que se sintieron “inseguros” o, como se venía haciendo, su aplicación se limitará al total de los asientos del Real. La duda viene justificada por la cifra oficial de aforo del domingo, verificada por la Policía Municipal, que situaba a un 51,5% de los espectadores en la sala y que de igual manera provocó las imágenes de la polémica. Según Gregorio Marañón, presidente del patronato del Real, las aglomeraciones se produjeron por el propio sistema de reserva de abonos del teatro, que permite que los titulares de un pase anual tengan derecho perpetuo a su asiento sin posibilidad de ser bloqueado por los colindantes.

Tal y como se anunció en la rueda de prensa, la ópera madrileña ha confirmado que devolverá el importe total de las entradas a los espectadores que vivan en zonas confinadas por la Comunidad de Madrid, siempre que ello atienda a “criterios de residencia habitual”. Ante la situación de desamparo institucional que vivió el Teatro Real durante las horas posteriores a los incidentes, en la nota entregada a medios se añade un agradecimiento “a las instituciones oficiales -Gobierno de España, Comunidad y Ayuntamiento de Madrid” y se señala “la colaboración imprescindible y generosa de los patrocinadores”.