Un Surge Madrid al ritmo de las gogós

El festival madrileño comienza su VII edición con «Historia de la Ruta del Bakalao», de Juan Gómez Alemán, y «La casa sin número», de Teatro Defondo

Llega el otoño y con él “Surge Madrid”, la muestra de creación escénica que celebra su VII edición del 27 de septiembre al 25 de octubre, que reunirá 43 estrenos y 9 actividades transversas y se prolongará en noviembre con dos laboratorios creativos. Presentan sus piezas 54 compañías que actuarán en 20 salas y teatros de toda la región, como Grumelot-Nave 73, AlmaViva Teatro, Narváez Arróspide, Kendosan, o Teatro Defondo, que trae su propuesta “La casa sin número” a la Nave 73, dentro de su procedimiento de trabajo habitual, la creación de una línea narrativa a partir de la improvisación y del trabajo actoral.

“Pero nos cogió la COVID –explica Vanessa Martínez, su directora– y tuvimos que dejar de hacer físicamente esas improvisaciones y trabajar online para ir configurando el texto, algo que no estaba en nuestros planes, aunque al final acabó siendo una creación colectiva”. Principio de los 80, en una colina de un pueblo blanco hay una casa sin número. Al amanecer, se oye un disparo dentro; y el cuerpo del padre Santos aparece sin vida. Las gentes llaman a la puerta y sus habitantes, cuatro sacerdotes y una monja, ven peligrosamente amenazado su anonimato y, con él, su propia vida. El Padre Amalio, enviado por el obispo, tratará de descubrir qué misterios encierra esa muerte.

"Un thriller desde el punto de vista narrativo –a firma la directora– que recuerda a “El nombre de la rosa”. Una de las fuentes de la que bebimos Pedro Santos y yo para crear esta pieza, “fueron los escándalos sobre abusos que aparecieron en la Iglesia. ¿De dónde venían, cuáles eran sus raíces? –se pregunta– A partir de ahí empezamos a investigar”.

Por otro lado, dentro de las “actividades transversas” programadas está “Historia de la ruta del Bakalao (contada por dos gogo’s)”. En la carretera de El Saler de Valencia, música tecno, decibelios “mákina” y psicotrópicos se sucedían en los años 80 y 90. Fue la llamada “Ruta Destroy” o “Ruta del Bakalao”, una forma de ocio nocturno que atrajo a sus discotecas a jóvenes de toda España. El recuerdo de esta experiencia y de su música es lo que movió a Juan Gómez Alemán a esta creación inmersiva.

“Fue algo que movilizó y para nosotros tiene un valor cultural, histórico, generacional, que nunca se le ha dado. Queríamos recoger ese espíritu –afirma–. Nuestra propuesta era completamente interactiva con el público, una performance en vivo en una discoteca en la que, partiendo de la música, se recreara esa fiesta donde las gogós narran la historia, pero con la crisis sanitaria ha quedado una video-creación con una “cantadita” de bakalao y una pequeña expo en la que se exponen piezas icónicas de este fenómeno, como el abanico de las gogó, la botella de agua o los pantalones ajustados. Fue un cambio en la forma de divertirse de los jóvenes”, concluye Gómez Alemán.

Dónde: Nave 73, La Usina y Lagrada. Madrid.
Cuándo: desde el 30 de septiembre.
Cuánto: 12 euros.