Brigitte Bardot, icono sexual y víctima de la fama, cumple 86 años

La actriz, que se retiró hace 42 años del mundo del espectáculo, vive hoy en una mansión-refugio junto a 1.000 animales abandonados

La actriz, cantante y escritora Brigitte Bardot cumple hoy 86 años. Nacida en París, la artista continúa siendo hoy un icono del estilismo y, ante todo, un ejemplo de mujer con talento y empoderada. Reconocida por ser icono de la moda y símbolo femenino de mediados del siglo XX, Bardot también es activista en favor de los derechos de los animales, fundadora y presidenta de la fundación que lleva su nombre.

En 1956, las salas de cines se abarrotaron de jóvenes con sed de aventuras para ver cómo una atractiva joven desplegaba sus encantos bailando, cantando o actuando. Se trata de Brigitte Bardot quien, sin necesidad de maquillaje o complemento superficial, enamoraba a cada espectador tanto por su físico como por su ingenio.

Durante su carrera, Bardot lanzó 48 películas y 80 discos. Todo ello, intercalado con el riesgo de la fama. La artista, incapaz de ingerir su éxito, intentó suicidarse 3 veces, así como sobrevivió a amenazas de bomba por parte de la OAS -organización terrorista francesa de extrema derecha- y a numerosas polémicas en los juzgados. Es decir, una vida nada fácil que explica por qué se retiró a los 42 años.

Por tanto, en 1973 lo dejó todo y, desde entonces, Bardot vive recluida en su masión de Saint Tropez, al sur de Francia. Se trata de una casa refugio donde, además de la actriz, viven más de 1.000 animales abandonados. “Un día decidí que los animales me necesitaban más que la industria del cine y nunca me arrepentí de retirarme por ellos”, explicó la artista. Con esto, pocas veces se sabe de ella, quien confiesa que “el mundo de hoy en día no me gusta, si fuera diferente quizá viviría menos retirada”.

Bardot mostró habilidad para las artes desde temprana edad. De pequeña hacía ballet, solfeo y dibujo y a los 14 años consiguió su primera portada, en la revista “Jardín de Modas”. Por su parte, con 18 años ya comenzó en el mundo de la interpretación. Inolvidable su papel en “Y Dios creó a la mujer”, cuyo director, Roger Vadim, se convertiría en su primer marido. La actriz tuvo 4 matrimonios.

Tras dicha cinta, que obtuvo reconocimiento internacional, protagonizó la película “Le Mépris”, dirigida por Jean-Luc Godard en 1963. Asimismo, en 1965, obtuvo gran éxito en “Viva Maria!”, cinta dirigida por Louis Malle y gracias a la que Bardot fue nominada a los Premios Bafta como Mejor Actriz extranjera.

“Posee algo desconocido que atrae a los idólatras en un tiempo sin dioses”, dijo el escritor Jean Cocteau acerca de la intérprete. Y no fue por mal camino pues, aún tantos años después de haberse retirado del mundo del espectáculo, Bardot continúa siendo recordada como un auténtico icono de la belleza exótica y de la sexualidad femenina. “Aporta más divisas a Francia que Renault”, ensalzó el presidente De Gaulle haciendo referencia a la repercusión de Bardot.