Muere Helen Reddy, cantante del himno feminista “I am woman”

Ha fallecido a los 78 años tras ser diagnosticada de demencia en 2015

Helen Reddy, cantante australiana conocida por ser cantante y creadora del himno feminista “I am woman” (1972), ha muerto a los 78 años. Según han declarado sus hijos, Traci y Jordan, a través de la página oficial de fans de la artista, Reddy ha fallecido tras ser diagnosticada de demencia en 2015.

Desde entonces, ha vivido en una residencia de ancianos en Los Ángeles junto a otros artistas profesionales. “Es con profunda tristeza que anunciamos el fallecimiento de nuestra querida madre, Helen Reddy, en la tarde del 29 de septiembre de 2020 en Los Ángeles”, declararon en el comunicado.

“Era una madre maravillosa, una abuela y una mujer verdaderamente formidable. Nuestros corazones están rotos. Pero nos reconforta saber que su voz vivirá para siempre”, añaden.

La música de Reddy capturó a toda una generación de mujeres de los años 60, así como fue hilo conductor del movimiento feminista de entonces. Se convirtió en una estrella, a pesar del rechazo de las compañías discográficas de aquel momento, muchas de las cuales no confiaban en la capacidad de las mujeres de ganar dinero.

A principios de los 70, las canciones de Reddy dominaban las listas Billboard, así como en 1972 la artista ganó un Grammy a la mejor voz pop femenina por “I am woman”. Se convirtió en la primera australiana en alcanzarlo y fue la vocalista femenina más vendida del mundo en 1973 y 1974.

Nacida en Melbourne (Australia) en 1941, se casó con 20 años con el músico Kenneth Weate. Una relación que duró poco y terminó mudándose Reddy a Sydney. Se trasladó a Nueva York en 1966, donde intentó hacer una carrera como cantante. Y, a pesar de su falta de dinero y perspectivas, comenzó a acaparar fama.

“I am woman” desencadenó una cadena de éxitos, incluidos “Delta dawn”, “Angie baby”, “Leave me alone” y “You and me against the world”. A mediados de los 70 actuaba entre multitudes abarrotadas en Las Vegas, con artistas como Barry Mailow y Joan Rivers como teloneros.