Hay Festival: “Las pequeñas librerías son clave para la pluralidad de pensamiento”

Cristina Fuentes La Roche, directora del festival para Latinoamérica, y María Sheila Cremaschi, directora para España, analizan la situación del sector antes de recoger el Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades

La rareza de estos Premios Princesa de Asturias nos lleva a situaciones como la siguiente: dos premiados en la categoría de Comunicación y Humanidades, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara y el Hay Festival of Literature & Arts, sin embargo, un solo acto con uno de ellos, los últimos. Eso sí, con dos de sus pesos pesados, Cristina Fuentes La Roche, directora del festival para Latinoamérica y de proyectos internacionales, y María Sheila Cremaschi, directora para España.

“Un honor”, comenzaban las ponentes su intervención de esta misma tarde. En el centro de la charla se enfocaba la situación del libro ante la pandemia: “Pues hemos sido golpeados, como todos, pero también es verdad que ha subido mucho la lectura, así como la venta de los e-books y la compra desde casa del formato clásico”, reconocía una Fuentes La Roche que también ha pedido “ayuda para las pequeñas editoriales y librerías, dos piezas fundamentales para la pluralidad de pensamiento”.

En esa misma línea, la directora afirmaba que si de algo le ha servido la situación pandémica es para darse cuenta de la necesidad que tiene de la lectura. “Puedo vivir sin irme de compras o sin cenar fuera de casa, pero no sin cultura. Yo creo que eso ha llegado a muchas casas”.

Más difícil les ha resultado mantener el Hay Festival en pie. Sin llegar a peligrar su supervivencia, tanto Fuentes como Cremaschi quieren ir “pasito a pasito”. “Sabemos que somos vulnerables, pero hay que afrontar todo con valentía. Las ediciones del 2021 pueden ser híbridas o completamente digitales, ya nos iremos enterando todos al mismo tiempo”. Por el momento, en Segovia, el formato mixto celebrado del 17 al 20 de septiembre gustó a sus organizadores por poder “mantener las audiencias e, incluso, dar la oportunidad a gente de participar por primera vez gracias a la tecnología”.

Para Fuentes La Roche prima “la idea de la reunión” y, aunque reconoce que no sabe hasta dónde llega la viabilidad económica de un formato puramente digital, sí asegura haber aprendido “algo que en años veremos de lo más normal: hablar con un autor a través de la pantalla o que mucha gente no quiera coger vuelos por el cambio climático. Teníamos miedo al mundo digital”. “El plan B del ‘streaming’ ha sido un descubrimiento”, apuntillaba Cremaschi.

Respecto al futuro del Hay no se atreven a decir nada, “vamos a centrarnos en la pandemia y en aprender cómo hacer formados híbridos sostenibles. Son épocas de recoger y esperar”, pero sí comparten un deseo para las pequeñas librerías: “Que tengan muchos años por delante, que se conecten entre ellas y que sean un lugar de encuentro. Estamos preocupadas por ellas”, confesaban en la rueda de Prensa previa a la gala de mañana, donde recogerán un premio que entienden como “un reconocimiento a todo el sector. Un regalo del cielo”.

El perfil

El Hay Festival of Literature & Arts es un encuentro literario fundado en 1988 en la localidad galesa de Hay-on-Wye, población de unos 1800 habitantes conocida entonces por el gran número de librerías, sobre todo de libros usados, que se habían convertido en reclamo no solo para bibliófilos, sino para turistas en general. Celebrado anualmente durante 11 días a finales de mayo y principios de junio, el Hay Festival acoge más de 700 eventos, entre debates, entrevistas y conciertos, a los que asiste público de más de 40 países. Aunque inicialmente dedicado a la literatura, el festival ha ampliado su ámbito de actuación a la música, al cine y al pensamiento. Algunos de los más reconocidos escritores contemporáneos, científicos, políticos, historiadores y creadores musicales, entre otros, participan en los encuentros. Las cifras de asistencia al Hay Festival superan las 270 000 personas. El acceso es gratuito para estudiantes universitarios y cada año recibe la visita de más de 10 000 escolares de unos 220 colegios. Organizado por la Hay Festival Foundation, en 2006 el Festival comenzó a celebrar certámenes similares en diferentes países, como el Hay Festival Cartagena de Indias (Colombia), el Hay Festival Segovia (España), el Hay Festival Querétaro (México), el Hay Festival Arequipa (Perú) y el Hay Festival Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos). También organiza encuentros de escritores emergentes -menores de 40 años- con ediciones internacionales en Bogotá (2007 y 2018), Beirut (2010), Port Harcourt (Nigeria, 2014), México (2015) y Aarhus (Dinamarca, 2017).