220.000 euros por la nueva niña de Bansky

Nottingham ha amanecido con la imagen en blanco y negro de una joven “bailando” la rueda de una bicicleta abandonada

Un nuevo Banksy en la calle y una nueva ocasión para hacerse un “selfie” junto a la pieza. No falla. Cada acción del grafitero siempre encuentra la reacción oportuna, que diría la Tercera Ley de Newton. En esta ocasión vuelve a ser la cuenta oficial del artista en redes sociales la que abre la veda y sus seguidores los que han corrido al lugar al comprobar que esa pared de ladrillo es la que creen.

La susodicha obra dibuja en blanco y negro a una niña bailando el hula hoop con la rueda de una bicicleta. Delante del mural, el vehículo en cuestión en un estado algo decrépito y encadenado, y, por su puesto, sin el nuevo “juguete” de la joven. ¿El lugar? Nottingham. Concretamente, la esquina de Rothesay Avenue en Lenton.

Una vez confirmada la autoría, el grafiti ya se ha valorado por encima de las 200.000 libras (220.000 euros), más que el precio medio de una vivienda en dicho municipio. Y el vecindario ya ha acudido a alimentar la rumorología: Surinder Kaur, encargada del salón de belleza que se encuentra junto a la obra de arte asegura que la bicicleta ha aparecido al mismo tiempo que la obra.

Por su parte, Paul Gough, profesor de la Universidad de Artes de Bournemouth y experto en Bansky, ha asegurado en la Prensa inglesa que el pintor se ha salido de la norma que había seguido en los últimos tiempos: “Las últimas cuatro o cinco [piezas de Banksy] tienen relación con la Covid o algo de las noticias. Esto es mucho más caprichoso y mucho más del momento. Es alguien divirtiéndose. Quizá el mensaje sea mostrar que estamos en tiempos difíciles y que debemos tratar de aprovecharlos al máximo y divertirnos un poco con algo que está roto”, confesaba.