Henry James evita los asuntos turbios de Hawthorne

Henry James siguió los pasos del autor de «La letra escarlata», al que admiraba, en este libro que ahora se publica por primera vez en español

En 1907, Henry James publicaba un libro de artículos en que incluía un texto sobre un viaje que había hecho a Concord, Massachusetts, donde vivió el pensador Emerson, el naturalista Thoreau, el narrador Hawthorne. Este había residido, en dos etapas distintas, en sendas casas que hoy son de interés cultural nacional y en las que el visitante puede entrar. El autor de «La letra escarlata» está además enterrado en el cementerio local, Sleepy Hollow, tras una vida dedicada a la narrativa y al trabajo diplomático.

Pues bien, cuando James llevaba tres años en Londres, le encargaron una bibliografía crítica del autor natural de Salem, y ahora se traduce por vez primera al español de la mano de Justo Navarro. James sigue los pasos de Hawthorne, desde su vida en Nueva Inglaterra hasta su etapa en el consulado de Liverpool, su paso fugaz por Florencia y Roma, y su vuelta a EE UU.

El tono es hagiográfico y evita internarse en asuntos turbios de la niñez del escritor, que pasó una tétrica infancia tras el fallecimiento de su padre, un capitán de navío muerto de fiebre amarilla en Surinam, momento en que el resto de la familia se sumió en la Biblia y el silencio. En todo caso, estamos según James ante una trayectoria «pobre en acontecimientos y en lo que podríamos llamar calidad dramática. Pocos hombres de igual genio e igual eminencia habrán llevado una vida tan sencilla».

▲ Lo mejor

El aprecio que expresa el autor por la literatura de Hawthorne se hace contagioso

▼ Lo peor

Para cierto tipo de lector, el tono retórico de James puede ser algo alambicado