Crítica de “El secreto. Atrévete a soñar”: ¿Katie Holmes, pescadera? ★★✩✩✩

Katie Holmes protagoniza "El secreto"
Katie Holmes protagoniza "El secreto"Alfonso Pompo BrescianiImdb

Dirección: Andy Tennant. Guión: B. Brunstetter, R. Parks, A. Tennant (Libro: Rhonda Byrne). Intérpretes: Katie Holmes, Josh Lucas, J. O’Connell. EE.UU, 2020. Duración: 107 minutos. Drama.

Repetimos, porque es muy fuerte: ¿Katie Holmes, pescadera? ¿La ex de Tom Cruise, perdido el hombre como está entre pandemias y misiones ya definitivamente imposibles? ¿La madre de la glamurosa Suri, que lo único feo que tiene esta jovencita es su nombre, porque recuerda a una comida japonesamal hecha? No exactamente. Veamos: Miranda, una todavía joven y atractiva viuda con tres hijos que trabaja en un restaurante, y de ahí que fuera a comprar al principio de la película los cangrejos blandos esos, y cuyo propietario es su novio, conoce a Bray (pero dónde te habías metido hasta hoy, Josh Lucas) que de golpe y porrazo se ofrece para cuidar a la familia.

Como una especie de ángel a lo Michael Landon en la serie «Autopista hacia el cielo», pero en rubio, el tipo le arregla el tejado después de una salvaje tormenta y se preocupa de los problemas económicos de la protagonista mientras se trae un tira y afloja sospechoso con un sobre que debe darle, pero ni a tiros. Y sí, en esta no nos equivocamos: la película dirigida por Andy Tennant es la adaptación del aclamado, en EE UU por lo menos, best seller homónimo concebido por Rhonda Byrne, un libro de auto-ayuda por más señas, lo que se nota de aquí a Lima. Bray parece un tipo sin mácula, aunque también lleve a cuestas su propio infierno, y recita como si nada frases sobre el poder del universo, el optimismo y tal. Una pena: ni Holmes, ni Lucas ni mucho menos la suegra, logran salvar una película más ingenua que Heidi. Y hasta acaba bien, ojo.

Lo mejor

Que, al principio, parece una película de catástrofes, pero, qué va, no lo es...

Lo peor

Las frases que dice el protagonista tan estereotipadas sobre el optimismo y tal