El cine italiano protesta ante el nuevo cierre de salas: “Compromete seriamente el futuro del sector”

Directores y asociaciones cinematográficas reclaman que “los cines y teatros son los lugares más seguros” en la prevención de contagios

MAST IRHAMEFE

La pandemia continúa golpeando a la cultura ante las restricciones necesarias para cesar los contagios. Si bien en el caso de España, el toque de queda afecta al horario de salas de cines y teatros, pero no obliga a su cierre, en Italia la situación es diferente. Ayer, el mundo del cine italiano protestó públicamente ante la decisión del Presidente, Giuseppe Conte, de cerrar los cines.

Tanto directores como asociaciones cinematográficas del país vecino lanzaron, a través de una carta abierta a Conte, al Consejo de Ministros y a Dario Franceschini, ministro de Cultura, una serie de reclamaciones para salvar al sector.

La decisión del gobierno italiano supone el cierre de los cines en Italia por primera vez desde marzo, lo que afecta profundamente, ante todo, a todas aquellas salas que comenzaban a reponer sus pérdidas.

“En un momento en el que estamos trabajando con dificultad para lograr una recuperación, obligar a los cines a cesar nuevamente su actividad corre el riesgo de comprometer seriamente el futuro de todo un sector”, reza el comunicado, que consta entre los firmantes con los directores Nani Moretti, Pupi Avati, Paolo Virzí y Marco Bellocchio.

Asimismo, reclaman que “está comprobado que, gracias a los estrictos protocolos sanitarios que rigen las proyecciones y espectáculos, los cines y teatros son los lugares más seguros, donde no se ha registrado ningún caso de contagio”.