Los cines no son un foco de contagio en ningún lugar del mundo, según un estudio

A partir de los datos de Sanidad sobre la incidencia del virus en sectores, la Federación de Cines de España reclama que “el contagio en las actividades culturales es marginal”

Labores de desinfección de una sala de cine en Nueva Delhi

14/10/2020 ONLY FOR USE IN SPAIN
Labores de desinfección de una sala de cine en Nueva Delhi 14/10/2020 ONLY FOR USE IN SPAIN STRINGER / XINHUA NEWS / CONTACT

La cultura siempre está ahí, para consolar, divertir o satisfacer cualquier forma de sentimiento. Durante el confinamiento, ella se adaptó para amenizar nuestro día a día, así como nosotros recurrimos a ella para no caer en la desesperación. Sin embargo, la cultura pocas veces recibe lo que da.

El sector es uno de los más atizados por la pandemia del coronavirus. Pero no porque sean los teatros, conciertos o cines lugares de riesgo de expansión del virus, sino porque han sido olvidados a la hora de salvaguardar su supervivencia ante la actual crisis. Y esta ignorancia no concuerda con los datos del Ministerio de Sanidad.

Si bien en primavera, como todo tipo de comercios, estas salas de entretenimiento se cerraron, aún hoy continúan siendo afectadas por las restricciones sanitarias. Sin embargo, se debería tener en cuenta algo que Sanidad ha hecho público y que la Federación de Cines de España (FECE) no ha tardado en reclamar: la incidencia del Covid-19 en las actividades culturales es marginal.

Según los datos presentados recientemente por el ministerio, donde se desglosa la incidencia del Covid-19 por sectores, en el cultural “solo se ha producido un brote de los 8.488 detectados”, explican desde la FECE. Asimismo, aseguran que “no se tiene constancia que ese brote se haya producido en una sala de cine, por tanto, en los cines no se habría producido ningún brote tras más de cuatro meses que llevan las salas abiertas al público”.

Según Sanidad, los brotes en espacios culturales han sido de un 0,01%, lo que “supone que se han producido menos casos que en todos los demás ámbitos sociales, como la hostelería, actividades deportivas, ocio nocturno, etc.”, explica la FECE en un comunicado.

Por tanto, los cines no son un foco de contagio, seguridad que se achacaría a “la implantación de un estricto protocolo de seguridad con medidas ya conocidas”, además de que “es una actividad que se realiza en silencio, limitando la emisión de aerosoles”, explica la FECE.

Estas conclusiones fundadas en datos, por tanto, han llevado a la Federación a hacer un llamamiento al Gobierno: consideran necesaria “una armonización de criterios a la hora de la aplicación de restricciones que sean justos y equilibrados, y en el que se ponga en valor el esfuerzo realizado por el sector para que el nivel de incidencia del Covid-19 en salas de cine se mantengan en cero tras más de 4 meses de actividad”.

A nivel internacional, la situación es similar, lo cual contrasta con la recién decisión del gobierno italiano de cerrar, de nuevo, las salas de cine. Por su parte, un estudio realizado por el medio especializado CelluloidJunkie, no se ha rastreado ni un solo brote de coronavirus en cines, multicines o lugares de proyección públicos en ninguna parte del mundo.