Julia Roberts, mucho más que una “Pretty woman”

La actriz, ganadora de un Oscar y tres Globos de Oro, cumple hoy 53 años

Julia Roberts en 1990
Julia Roberts en 1990RP©RADIALPRESS

En el sentido metafórico de la expresión y en alusión al papel que desempeña en la película, Julia Roberts es mucho más que una “Pretty woman”. Además de estar orgullosa de ser “la sonrisa de América”, la actriz es disposición, trabajo, carisma, inteligencia y éxito. La actriz cumple hoy 53 años y sus seguidores no han dejado de rendirle homenaje por su marcado talento ante las cámaras.

A través de redes sociales, las felicitaciones se suceden con mensajes repletos de admiración y reconocimiento. Y es que, para esta estrella del cine la edad no debe ser obstáculo, pues no deja de levantar pasiones a todo quien se acerca a su trabajo.

De hecho, el 10 de octubre se cumplieron 30 años desde el estreno de “Pretty woman”, y no precisamente por el paso del tiempo la película ha pasado de moda. Raro es el mes en el que no se emita la cinta dirigida por Garry Marshall en televisión, batiendo récords de audiencia y provocando esa dulce sensación que ofrece una película cuando, aunque se vea varias veces, nunca canse.

Roberts también cautivó a la audiencia, de la mano de Hugh Grant, en “Notting Hill” (1999), así como en otras cintas como “Come, reza, ama” (2010), “La boda de mi mejor amigo” (1997), “Ocean’s Eleven” (2001), “Closer” (2004) o “Hook” (1991).

Cabe destacar, asimismo, en su carrera, el “cameo” que hizo en “Friends”, en un momento álgido tanto para Roberts como para la icónica serie. Al final de la segunda temporada, la actriz interpretó a Susie Moss, compañera de primaria de Chandler Bing (Matthew Perry) con quien se encuentra durante el rodaje de uno de sus filmes. El papel, aunque breve, es bastante célebre para los seguidores de la serie.

No obstante, como todo, la fama tiene un precio y, aunque siempre ha estado en el foco de toda prensa rosa sedienta de encontrarle las cosquillas, ella ha sabido mantener de manera elegante su figura como estrella de cine estadounidense.

Las debilidades de Roberts siempre han copado titulares, pero ella tiene la capacidad de no darle ninguna importancia. Cuando se hizo público que tanto ella como su hermano, el también actor Eric Roberts, eran tartamudos de pequeños, ella asumió que “yo tenía el peor tartamudeo del mundo, y por eso leí mucho y trabajé mucho en ello”.

A Roberts, además de actuar, le encanta la música y, aunque quería estudiar veterinaria, al final se decantó por Periodismo. Fue una excelente clarinetista y hay quienes dicen que tiene una gran habilidad para tejer. De hecho, dicen que durante el rodaje de “La novia de mi mejor amigo”, la intérprete enseñó a hacer punto a Cameron Díaz, compañera de reparto y amiga.

Por tanto, Roberts no es tan solo una “pretty woman”, en el sentido metafórico de la expresión. Es una espléndida actriz que, como muchos otros, han labrado su talento con el fin de obtener lo que ahora: gran reconocimiento y todo tipo de proyectos por delante. Entre otros, durante su carrera ha recibido premios como el Oscar a Mejor actriz por “Erin Brockovich” y tres Globos de Oro.