“Las brujas”: Warner Bros se disculpa por ofender a personas con discapacidad

El estudio asegura que representar a villanas con malformaciones en las extremidades no buscaba relacionar estos rasgos con algo anormal o terrorífico

Una escena de la Gran Bruja, interpretada por Anne HathawayImdbImdb

El pasado viernes se estrenó en los cines “Las brujas”, película dirigida por Robert Zemeckis y protagonizada por Anne Hathaway que se basa en la novela homónima de Roald Dahl. El filme se presentó como un gran éxito tanto por su reparto como por su argumento, tratándose de la segunda adaptación del libro después de una película de 1990. No obstante, el público no la recibió con los brazos abiertos, sino que las críticas se sucedieron por la forma en que la cinta representa malformaciones en las extremidades de sus personajes.

Algunos miembros de comunidades de personas con discapacidad, incluyendo activistas, deportistas paralímpicos y otras asociaciones, denunciaron su descontento en redes sociales ante la villana a quien da vida Hathaway. Una Bruja aterradora, a quien le faltan dedos y parece tener Ectrodactilia, anomalía en las extremidades que se conoce comúnmente como “mano partida”.

Ante esto, quienes denuncian estos hechos temen que retratar a villanos con estos rasgos físicos pueda perpetuar los estereotipos de que las discapacidades son anormales o terroríficas. Por ejemplo, la atleta paralímpica Amy Warren dijo que estaba “decepcionada” con Warner Bros y se preguntó si “se pensó en cómo esta representación de las diferencias de extremidades afectaría a algunas comunidades”.

Asimismo, la cuenta oficial de Juegos Paralímpicos se hizo eco: “La diferencia de extremidades no da miedo. Hay que celebrar las diferencias y normalizar la discapacidad”, apuntaron. Así como RespectAbility, una organización que aboga por la defensa de personas con discapacidad: “Esta representación en ‘Las brujas’ enseña a los niños que las diferencias en extremidades son horribles o algo que temer, ¿qué tipo de mensaje envía?”, dijo una portavoz.

Warner Bros no ha dejado pasar estas reacciones y ha decidido pedir perdón a través de un comunicado, en el que asegura que “lamentamos cualquier ofensa causada”. Una portavoz del estudio afirmó que estaban “profundamente entristecidos al saber que nuestra representación de los personajes de ficción en ‘Las brujas’ podría molestar a las personas con discapacidad”.

“Al adaptar la historia original, trabajamos con diseñadores y artistas para llegar a una nueva interpretación de las garras felinas que se describen en el libro”, reza el comunicado. “Nunca fue la intención que los espectadores sintieran que las fantásticas criaturas no humanas estaban destinadas a representarlos. Esta película trata sobre el poder de la bondad y la amistad. Esperamos que las familias y los niños puedan disfrutar de la película y abrazar este tema empoderado y lleno de amor”.