Javier Fesser apuesta por Amazon para lanzar la rocambolesca “Historias lamentables”

El director estrena su nueva película en esta plataforma, formada por cuatro tramas independientes atravesadas por el humor

El actor Chani Martín se pone a las órdenes de Fesser en su último trabajo, "Historias lamentables", para dar vida a un metódico veraneanteImdbImdb

Si el nacimiento de su hija inspiró la creación de un debut cinematográfico tan surrealista y tragicómico como “El misterio de P. Tinto”, ahora es la realidad del fracaso como epicentro del anecdotario popular lo que ilumina a Javier Fesser para estrenar su nuevo trabajo. “Más de uno alucinaría con lo inspiradas que están todas las historias que componen la película en la realidad. Hay una de ellas de hecho que casi roza la literalidad. Por muy disparatado que parezca cada episodio lamentable, la realidad es siempre mucho más exagerada y tremenda que la ficción”, reconoce.

El título de la nueva propuesta de Fesser ya previene de la naturaleza de los episodios que la construyen. En “Historias lamentables”, que se estrena hoy en Amazon Prime, todo lo que sucede y la forma en la que lo hace transpira tal sensación de patetismo, sobredimensión y comicidad -en ocasiones forzada- que, al final, el destino de las diferentes tramas que vertebran los cuatro relatos terminan convirtiéndose en algo difícilmente reversible en el caso de los protagonistas y profundamente identificable y predecible desde el punto de vista del espectador.

Un fotograma de "Historias lamentables"ImdbImdb

Admite el director de “Campeones” que la inventiva del realizador o del creador en términos generales sirve de poco en el momento en el que no se sabe transmitir con gracia: “Para mí, la imaginación no es la capacidad de inventarte algo, sino la virtud de saber transmitir con gracia aquello que la vida te pone delante. A través de la profesión de guionista he descubierto que todo lo que te ofrece la vida siempre es un regalo”. En lo más cotidiano reside la atracción, el impulso, el chispazo necesario para empezar a crear algo. “Cuando te saltas un semáforo y alguien desde una ventanilla te empieza a pegar cuatro gritos y a insultar tú le miras y piensas: “Sigue, sigue, que ahora mismo me estás dando auténtico oro líquido para la construcción de un personaje que tengo en mente””, bromea. En forma de homenaje visual a los fracasos y las miserias de los demás, el guionista y cineasta narra en “Historias lamentables” una concatenación de vivencias exageradas e inicialmente inconexas que retratan un crisol de perfiles penosos.

Desde Bermejo, el metódico veraneante provinciano que detesta dejarlo todo en manos de la improvisación, hasta un inmigrante sin papeles que confía demasiado en la bondad de los demás llamado Ayoub o Alipio, un cínico y mentiroso empresario capaz de llegar al límite de lo absurdo con tal zafarse de una situación incómoda. “Por desgracia, para mentir no hace falta un gran equipo. ¿Hasta dónde es uno capaz de llegar con una mentira para conseguir lo que quiere? Basta con ver lo que pasa con Trump, el todavía presidente de Estados Unidos. Ningún guionista sería capaz de hacer una historia tan surrealista y exagerada como la que él está protagonizando”, apunta Fesser antes de añadir: “Por eso es tan necesario el humor. A veces se dice eso de que lo necesitamos como el respirar, pero es que en el fondo la risa no deja de ser una manera de tomar aire y expulsarlo naturalmente. Para mí no es un objetivo, es un lenguaje”.

El orden de los factores no altera el producto

El director abraza en esta ocasión el “streaming” pero no rechaza la distribución convencional. “Ni imaginamos la cantidad de formas de distribución que van a surgir en el futuro. Pero las plataformas de “streaming” y las salas, lejos de competir, se van a complementar. Estamos haciendo una apuesta muy importante con esta película pero simplemente cambiando el orden de las ventanas de exposición. Primero estrenamos en Amazon Prime, con disponibilidad mundial para suscriptores, pero también estamos trabajando juntos para que dentro de seis meses la película esté al alcance de todos los que quieran verla en pantalla grande”, asegura.