Crítica de “Hil Kanpaiak (Campanadas a muerto)”: Los huesos me vengarán ★★★✩✩

Eneko Sagardoy en un fotograma de "Hil-Kanpaiak (Campanadas a muerto)"ImdbImdb

Dirección: Imanol Rayo. Guion: Joanes Urkixo (Novela: Miren Gorrotxategi). Reparto: Itziar Ituño, Eneko Sagardoy, Yon González, Asier Hernández, Iñigo Aranburu. España, 2020. Duración: 95 minutos. Drama.

Agua, en el aire, en la tierra, por debajo de la tierra. La humedad cala los huesos en el Norte, pero cuando asoman unos cuantos entre las raíces de los helechos también provoca escalofríos de advertencia. En el caserío de Fermín aparece un esqueleto, y ni él ni su mujer saben qué hacer, solo llamar a Néstor, el hijo de ambos, el que les queda. Tras una noche de borrachera, Fermín desaparece y el engranaje de las venganzas, una sobre otra como si fuera una cebolla podrida, se pone en marcha con una pareja de policías como testigos implicados. Las paredes, los caminos y el atosigante verde del paisaje callan secretos en esta densa, desasosegante película rodada, y así llega a los cines, en vasco, un thriller rural ambicioso aunque cueste seguirle la pista a alguna pieza, un filme donde hablan y pesan más los silencios que las palabras. E, inexorablemente, la historia se encamina a la tragedia que se respira desde siempre en esa atmósfera cargada de una humedad delatora.

Lo mejor

Es un filme desasosegante, denso, de pocas palabras y muchos silencios elocuentes

Lo peor

Quizá por su excesiva ambición, a ciertas piezas del engranaje les cuesta funcionar