Los Reyes entregan el Cervantes a Joan Margarit en una ceremonia privada

El acto, del que no se había informado previamente, tuvo lugar en el Palacete Albéniz de Barcelona

Los Reyes en el momento de entregar a Joan Margarit el Premio Cervantes
Los Reyes en el momento de entregar a Joan Margarit el Premio CervantesJOSE JIMENEZ

Desde hace días, Joan Margarit sabía que en breve tendría el Premio Cervantes en sus manos, pero desde la Casa Real le habían pedido máxima discreción. Pese a lo difícil que es guardar un secreto de estas características, tal y reconocieron a este diario fuentes cercanas al poeta, se puso lograr la total discreción hasta el punto de que ha cogido a muchos por sorpresa que los Reyes se desplazaran este lunes a Barcelona de manera privada para entregar a Margarit el Premio Cervantes 2019. Fue un acto de calificado como «íntimo y familiar», después de que no pudiera celebrarse la ceremonia el pasado 23 de abril por culpa de la actual crisis sanitaria.

La entrega se desarrolló en el Palacete Albéniz, la residencia oficial de los Reyes en la capital catalana. Margarit, según ha podido saber este diario, habló con ellos sobre su obra y sobre poesía, en general. En el acto leyó dos de sus poemas, uno de ellos inédito en castellano –en el que sigue trabajando– y «De Senectute», en catalán. Lo que no hizo público en este acto es el discurso que tenía escrito para el acto que debía haberse celebrado el pasado 23 de abril en el Paraninfo de la Universidad de Alcalá de Henares (Madrid), como es tradicional con motivo del Día del Libro. Margarit no sabe aún si lo publicará y dónde. Al tratarse de un acto celebrado en las dependencias privadas del Palacete Albéniz, como informan testigos del acto a LA RAZÓN, no había posibilidad de que Joan Margarit pudiera leer un discurso en el que, entre otros temas, habla sobre «El Quijote» y Miguel de Cervantes.

En el encuentro, del que el Palacio de la Zarzuela no había informado previamente, estuvieron la esposa, hijos y nietos del poeta, así como el ministro de Cultura, José Manuel Rodríguez Uribes. Tras la concesión del Cervantes, los Reyes regresaron a Madrid, según fuentes de la Casa Real.

Joan Margarit quiso regalar a los Reyes, y de manera personalizada, parte de su obra. Al Rey le entregó un ejemplar de «Joana», en la edición que acaba de ver la luz en el mexicano sello Fondo de Cultura Económica, mientras que a la Reina la obsequió con «Sin el dolor no habríamos amado», una antología personal que ha sido publicada por Visor.

Desde hace unos meses, antes de que se iniciara la pandemia, Joan Margarit empezó a restringir sus apariciones públicas, sobre todo por unos problemas de salud de los que se está recuperando. Eso no ha hecho que haya bajado su interés en seguir trabajando en su obra poética, como lo demuestra el hecho de que tiene un libro de poesías concluido. Fuentes cercanas al poeta aseguran que aún es pronto para fijar una fecha para su publicación, pero el poemario se editara cuando haya las condiciones necesarias para poder presentarlo públicamente recitando sus versos a un auditorio, tal y como le gusta hacer al poeta.

Cuando se falló el Cervantes, los Reyes telefonearon al poeta catalán Margarit, de 82 años, para felicitarle por la obtención del premio más importante en lengua española y expresaron su deseo de que pudiera recibirlo pronto cuando se resolviesen «los efectos de la pandemia y su impacto sobre la cultura». Al homenaje al Día del Libro se unieron la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, quienes participaron, tras Margarit, en la lectura telemática del Quijote organizada por el Círculo de Bellas Artes.