¿Cuál es la diferencia entre “vacilo” y “bacilo”?

Aunque sean homófonas, una palabra es un sustantivo, la otra un verbo y sus significados son completamente diferentes

La palabra "español, la" en el diccionario de la RAE
La palabra "español, la" en el diccionario de la RAE

Son palabras homófonas, pero confundirlas conlleva errar gravemente en el significado de la frase que se pretende transmitir. “Vacilo” y “bacilo” suenan igual -hace tiempo que, en español, la pronunciación fonética entre “v” y “b” dejó de ser diferente- pero se diferencia en la escritura y, ante todo, en su definición.

Vacilo

“Vacilo” proviene del verbo “vacilar”, conjugado en la primera persona del singular del presente de indicativo. Según la Real Academia Española (RAE), “vacilar” significa “dicho de una persona o de una cosa: moverse de manera indeterminada o inestable”, así como “dicho de una cosa: estar poco firme en su estado, o tener riesgo de caer o arruinarse”, “dicho de una persona: titubear, estar indecisa”, “gozar, divertirse, holgar”, y “engañar, tomar el pelo, burlarse o reírse de alguien”. Por ejemplo: “Soy muy inseguro, siempre vacilo antes de tomar una decisión importante”.

Bacilo

Por su parte, “bacilo” no proviene de un verbo, sino que es un sustantivo masculino y su significado es completamente diferente al anterior. Según la RAE, “bacilo”, en biología y medicina, se trata de una “bacteria en forma de bastoncillo o filamento más o menos largo, recto o encorvado, según las especies”, así como en medicina también se refiere a la “bacteria causante de la tuberculosis”. Por ejemplo: “Roberto Koch fue el descubridor del bacilo de la tuberculosis”.