Así es Fran Lebowitz, la protagonista de la serie de Scorsese que está en boca de todos

En la miniserie documental “Supongamos que Nueva York es una ciudad”, el cineasta rinde homenaje a la escritora, considerada una de las grandes intelectuales estadounidenses del momento

Martin Scorsese y Fran Lebowitz
Martin Scorsese y Fran LebowitzNetflix

No hay Nueva York sin Fran Lebowitz, ni Fran Lebowitz sin Nueva York. Esta es la sensación que transmite “Supongamos que Nueva York es una ciudad”, una miniserie de Netflix -7 episodios de hasta 30 minutos de duración- que se estrenó a finales de diciembre y que continúa estando en boca de todos. Está dirigida, producida y coprotagonizada por Martin Scorsese, quien no duda en homenajear a Fran Lebowitz reflexionando sobre su obra y su conexión con la Gran Manzana, al más puro estilo de una carta de admiración.

La serie, con tono biográfico, explora las calles de Nueva York y la mente de la escritora, humorista y cuentista, a través de una conversación entre ella y el cineasta. Una figura que Scorsese ha sabido rescatar de tal manera que ha despertado la curiosidad de los espectadores: ¿quién es Fran Lebowitz?

Nacida en Morristown (Nueva Jersey) el 27 de octubre de 1950, Frances Ann Lebowitz es una escritora estadounidense mayormente conocida por sus comentarios sociales acerca de la vida cotidiana en su país. Todo ello, demostrándose testigo de la frenética y sensible Nueva York, y de tal manera que algunos críticos literarios la han considerado como “una Dorothy Parker moderna”.

Fran Lebowitz, en "Supongamos que Nueva York es una ciudad"
Fran Lebowitz, en "Supongamos que Nueva York es una ciudad"Netflix

Tras trabajar como columnista en “Interview” -la contrató el mismísimo Andy Warhol- y en “Mademoiselle”, publicó en 1978 “Metropolitan Life”, su primer libro que concluiría como una colección de ensayos, donde destacan otros títulos como “Social Studies” (1981), “The Fran Lebowitz Reader” (donde recoge los dos anteriores), o “Exterior signs of wealth”, una novela sobre millonarios que quieren ser artistas y artistas que quieren ser millonarios.

Por tanto, le bastaron un par de ensayos para ganarse a la crítica literaria de su país. Asimismo, ha aparecido en programas televisivos y aún hoy es reconocida por el público estadounidense como una de las grandes intelectuales del momento, así como en 2007 fue nominada por “Vanity Fair” como una de las mujeres más elegantes del año.

Durante su vida y carrera profesional, Lebowitz ha sido testigo y sujeto de la vibrante vida cultural neoyorkina, ciudad en la que se instaló en los años 60 y donde se ha codeado con figuras tan diferentes como el músico Nick Rhodes, la escritora Anna Wintour o la diseñadora Paloma Picasso.

Abiertamente lesbiana y firme a la “resistencia a la tecnología” (se niega a tener teléfono móvil u ordenador), Lebowitz aparece en el documental de Scorsese demostrando, de nuevo, su icónica imagen con gafa de pasta, camisa blanca, pitillo y un discurso analítico sobre el cómo y el por qué de la evolución de una ciudad tan arbitraria e icónica como Nueva York.